¿Sabes calcular las retenciones por IRPF de tu nómina?

Si estás trabajando, verás que cada mes, con cada nómina hay una parte destinada a la retención por IRPF además de otros conceptos relacionados también con la Seguridad Social, el desempleo o la jubilación. Aunque no nos guste que se nos quite este porcentaje, es la forma de poder ir acumulando otras prestaciones y hacer los pagos pertinentes a la Seguridad Social, sistema público del que disfrutamos en España y que hay que mantener.
¿Sabes calcular las retenciones por IRPF de tu nómina?
Por lo tanto, cada mes hay que destinar una parte de la nómina a estos gastos, sin embargo, ¿sabes cómo se calcula?

Para ello la empresa tiene en cuenta tres factores principalmente: Las condiciones particulares del trabajador, los devengos salariales estimados en concepto de renta de trabajo y los tramos a pagar cada ejercicio fiscal a la Agencia Tributaria.

Si lo analizamos más detalladamente, según las condiciones propias del trabajador, éste impuesto se puede ver reducido en casos puntuales como puede ser el de estar a cargo de mayores de 65 años u otras cargas familiares, disponer de algún grado de discapacidad, etc, en la que esta cuantía se ve reducida en la nómina del trabajador. Por este motivo es importante que la empresa en la que trabajemos cualquier tipo de cambio importante en nuestra vida familiar como tener un hijo ya que se pueden aplicar retenciones diferentes.

En el caso de los devengos salariales del trabajador o lo que es lo mismo la retribución que recibimos por el trabajo desempeñado está compuesto por el salario base, los complementos salariales, las horas extraordinarias, las gratificaciones extraordinarias y el salario en especie. Entre los devengos que no son considerados salariales encontramos las indemnizaciones o las prestaciones por indemnizaciones a la Seguridad Social. En estos casos, estas cantidades de indemnizaciones o suplidos no tributan a la Seguridad Social ya que estaríamos incluyendo partidas como por ejemplo gastos de desplazamiento, prestaciones…

Si analizamos el tercer factor clave en la retención del IRPF de la nómina nos encontramos por supuesto con las retenciones que se aplican en cada ejercicio fiscal por la Agencia Tributaria y que todos estamos obligados a pagar aunque como hemos visto, no de igual forma dependiendo de las circunstancias de cada trabajador.

Por suerte, existe incluso una herramienta proporcionada por la propia Agencia Tributaria en la que podemos analizar dicho pago de forma personalizada y ver también las tablas que se aplican por tramo en la que si se cobra hasta 12.450 euros estaríamos ante el mínimo que se sitúa en el 19%, entre esa cantidad hasta los 20.200 se aplicaría un 24%. Seguidamente, de las nóminas que están entre los 20.200 los 35.200 se aplica un tipo impositivo a la Seguridad Social del 30%, hasta los 60.000 del 37% y de esa cantidad en adelante del 45% que es el máximo.

Por este motivo, cada año en abril se hace la denominada Declaración de la Renta en la que se regulariza el resto de las rentas que se han obtenido en el ejercicio anterior y otros conceptos que se puedan deducir.

Ahora bien, ¿qué otros conceptos se incluyen en las cotizaciones a la Seguridad Social? Tal y como hablábamos al principio de este artículo hay que tener en cuenta conceptos como el del desempleo en el que un 1,55% de la base de la cotización va destinado a este fin que es el que hace posible que si nos echan de nuestro puesto de empleo y se cumplen otra serie de condiciones podamos acceder durante unos meses o máximo 2 años a la prestación mensual por desempleo. En la partida de contingencias comunes se destina el 4,70% de la base de cotización y hace referencia a esa situación en la que el empleado no puede llevar a cabo su trabajo, ya sea por una enfermedad o por un accidente no laboral por lo que este riesgo se protege a través de este pago mensual al sistema de la Seguridad Social y así poder proteger al trabajador.

La formación profesional también es otra de las partidas que se incluyen destinando el 01,0% de la base de cotización, así como el 2% a la cotización adicional de horas extraordinarias por fuerza mayor y el resto de horas extraordinarias con un 4,70%.

En último lugar también debemos saber que existen las deducciones aplicadas sobre las retribuciones en especie que ahora también cotizan y se aplican sobre la base de cotización.

Todos estos conceptos nos servirán para poder entender nuestra nómina y sobre todo para saber cuánto estamos pagando realmente a la Seguridad Social.

Desde Mil Préstamos además te recomendamos que guardes todas las nóminas, ya sea en formato papel o digital porque es la prueba más fehaciente de que hemos estado trabajando a fin de prevenir cualquier tipo de fraude por parte de las empresas o incluso por posibles errores de la Administración. Y es que uno de los hechos más frecuentes, sobre todo durante los últimos años, es que las empresas hacen constar indebidamente parte del salario como percepciones excluidas de cotización que, aunque puede ser bueno para el trabajador, lo cierto es que a largo plazo se verá perjudica por no haber cotizado. Lo mismo sucede con las partes que se cobran en “dinero B” que nunca queda reflejado en la nómina.

Otra de las actuaciones que se están viendo muy frecuentemente es la de no dar de alta al trabajador en la Seguridad Social o incluso darle de baja mientras sigue trabajando para quedarse con el dinero que va destinado a la Seguridad Social por lo que ante cualquier duda o sospecha, solicita una cita con todas las nóminas y documentos que tengas ante la Inspección de Trabajo.

 

0saves
Si te ha gustado el artículo no olvides dejar algún comentario o suscríbete al feed RSS para no perderte ninguno. Si quieres contenido exclusivo que no se publica en el blog únete a la ProAhorro Newsletter

Artículos Relacionados

Sobre Credits GO

Préstamos personales, tarjetas de crédito y cuentas bancarias - accede al mejor comparador de Préstamos online
Todavía no existen comentarios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Productos financieros de ahorro para la jubilación

Ahorrar para la jubilación cada vez más está siendo un objetivo básico para muchas personas. Y ahora que estamos a...

Cerrar