Una de las herramientas más importantes para mejorar tu economía doméstica

Estoy seguro, o eso quiero pensar, que la mayoría de los lectores de ProAhorro están en un posición económica afortunada como para poder pensar en la frugalidad como en una táctica para exprimir un poco más de dinero cada mes, en vez de como un requisito indispensable para llegar a final de mes.

Una de las herramientas más importantes para mejorar tu economía doméstica

La frugalidad es una estupenda estrategia muy útil para maximizar la diferencia entre el dinero que entre en tu vida (ingresos) y el dinero que sale de tu vida (gastos) para que puedas, más fácilmente, construir poco a poco tu independencia y seguridad financiera.

Desgraciadamente, para muchas personas, sin embargo, la frugalidad no es es una opción. Es un requisito ineludible para poder llegar a final de mes.

La frugalidad a veces no es una opción

Si tu situación financiera es mala, tienes familia, hipoteca o alquiler, después de pagar las facturas y de poner comida en la mesa, tienes que ser frugal, no hay otra manera.

Todos hemos pasado épocas mejores y peores económicamente. Yo también he tenido meses, sobre todo cuando empecé a trabajar y no sabía cómo gestionar bien mi dinero, en que tenía que ser frugal para llegar a final de mes.

Así que no es nada sorprendente que a lo largo de determinados momentos de tu vida, pasada o futura, la frugalidad no sea algo opcional. No solo una táctica para mejorar tu situación financiera. La frugalidad se convierte en un requisito para mantener un techo sobre tu cabeza y comida sobre la mesa.

Como la mayoría de la gente en este mundo moderno de consumismo y apariencias, puedes haber sido pobre pero seguro que no querías sentirte como un pobre.

Cuando la frugalidad es una opción y no una obligación, utilizar esta táctica es sencillo. Puedes ser muy frugal en algunas áreas de tu vida, áreas que te importen menos y luego gastar de más en las áreas que sean prioritarias para ti.

Pero cuando no es una opción, vas a tender a gastar de más siempre que tengas opción. Vas a comprar un montón de pequeñas tonterías de bajo costo, únicamente para sentirte un poco especial, aunque sea durante breves momentos.

Incluso, durante cortos periodos de tiempo, puedes hartarte de la frugalidad y volver a tu vida normal, pero a final de mes te das cuenta de que no tienes otra alternativa.

Cuanto tu situación económica está bien y la frugalidad es una opción para mejorar más tus finanzas personales, la frugalidad puedes sentirla como una táctica positiva. Puedes sentir que estás haciendo algo para tomar el control de tus finanzas y mejorarlas.

Cuando dependes de la frugalidad para sobrevivir y llegar a final de mes, y no tienes otra opción, la frugalidad no se siente como algo positivo sino como una prisión de la que no puedes escapar.

La frugalidad: Una herramienta para mejorar tus finanzas personales

Desde que somos niños estamos bombardeados por muchos mensajes. En términos financieros uno de los más comunes es que la frugalidad es mala.

Es habitual que lo primero que pienses sobre la frugalidad es que equivale a ser pobre. Que las personas que toman decisiones de gasto frugales deben ser personas pobres que, por alguna razón u otra, viajan por una vida en la que evitan el éxito financiero.

Por lo tanto, la frugalidad no es algo que se deba imitar, sino algo que se debe evitar.

Ya te adelanto que estás completamente equivocado.

Si eres de las personas que piensan que elegir ser frugal, y tener una serie de gastos controlados, te hace parecer más “pobre” no estás en lo cierto y te aseguro que es una mentalidad que te llevará a la larga a tener problemas en tus finanzas personales.

La razón es que estás eligiendo de forma activa apartar una de las herramientas más valiosas que tienes en tu viaje hacia unas finanzas personales saneadas.

Además esa mentalidad es una señal de que te preocupa en demasía lo que piensan otras personas sobre ti y estás atascado en sus impresiones y estereotipos.

La elección de tener una vida frugal o una parte de elección de gastos frugales no te hace más pobre. En realidad, te hace ser más inteligente en lo que se refiere a tu dinero y al consumismo innecesario.

Ser frugal significa que eres consciente de solo tienes una cierta cantidad de dinero para gastar y que lo mejor es gastarlo en aquello que en verdad te importa. Y para eso tienes que gastar con sentido, y eliminar gastos en otras áreas menos importantes para ti.

La frugalidad no es una herramienta para ser pobre. Es una herramienta para lograr el éxito en tus finanzas personales. Y es una herramienta muy sencilla que todos pueden usar.

Las personas que, por desgracia, no llegan a final de mes la pueden usar para ir un poco más holgados. Las personas que son fuertes financieramente hablando pueden usarla para reforzar su viaje hacia la independencia financiera y para realizar un consumo más consciente.

La pobreza es el resultado de muchas cosas y tiene muchas variables pero te aseguro que la frugalidad no es una de ellas.

La frugalidad únicamente es una herramienta para mejorar tu situación financiera, a parte de si estás haciendo mucho o poco ahorro.

Así que mi recomendación es que no deseches la frugalidad para conseguir tus objetivos en tu economía doméstica. Utiliza esta herramienta y utilízala bien.

No te arrepentirás y verás cómo tu situación financiera mejora, sea cual sea tu punto de partida.

Y ahora es tu turno para contarme qué opinas de la frugalidad, si ya la has puesto en práctica y qué resultados has obtenido con ella.

0saves
Si te ha gustado el artículo no olvides dejar algún comentario o suscríbete al feed RSS para no perderte ninguno. Si quieres contenido exclusivo que no se publica en el blog únete a la ProAhorro Newsletter

Artículos Relacionados

Sobre Credits GO

Préstamos personales, tarjetas de crédito y cuentas bancarias - accede al mejor comparador de Préstamos online

Una Respuesta para Una de las herramientas más importantes para mejorar tu economía doméstica

  1. ANDRES 22/12/2016 en 17:31 #

    HOLA, ME PARECE INTERESANTE EL ARTÍCULO, YO SIEMPRE HE VISTO A LAS PERSONAS FRUGALES COMO MUY TACAÑAS, O COMO ALGO QUE AVERGUENZA, A VECES YO QUIERO SER FRUGAL PERO ME DA VERGUENZA LO QUE MI FAMILIA PENSARA DE MI, PENSARAN QUE ESTOY MUY POBRE.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Productos financieros de ahorro para la jubilación

Ahorrar para la jubilación cada vez más está siendo un objetivo básico para muchas personas. Y ahora que estamos a...

Cerrar