¿Tienes pesetas por casa? Pues todavía estás a tiempo de cambiarlas por euros. Eso sí, no te duermas en los laureles, pues el plazo expira en diciembre del 2020. Lo cierto es que, según estimaciones del Banco de España, todavía rondan por nuestros hogares un total de 1.624 millones de euros de la antigua moneda nacional sin canjear. Es decir, 270.210 millones de pesetas.

Por lo tanto, parece obvio que no tiene sentido que dejemos esas millonarias cantidades durmiendo en los cajones y que, por lo tanto, es hora de que vaya aflorando, por mínima que parezca. Aunque es cierto que muchos desean quedarse ese dinero como recuerdo de una época y, por lo tanto, les mueve un afán coleccionista.

Sin embargo, si no es ese tu caso, más vale que vayas movilizando todas esas monedas e incluso billetes que todavía resisten en casa. A veces, por simple despiste o desidia.

Pero cómo se realiza este trámite. Vamos a explicarlo a continuación.

¿Cómo cambiar pesetas a euros?

Ya te adelantamos que si posees una rareza entre tus monedas, el Banco de España no te retribuirá de una manera especial por ello. “Es posible que algunas monedas en pesetas tengan un valor superior a su valor facial en el mercado numismático, como objetos de colección, debido a su antigüedad, rareza, escasez o a algún defecto de acuñación. No obstante, en el Banco de España todos los canjes se realizan por el equivalente al valor nominal de la moneda”, explican en la página oficial de la entidad.

Por lo tanto, recuerda que 166,386 pesetas equivalen a 1 euro y será esto ni más ni menos lo que obtengas por tus monedas. Dicho esto, has de saber que puedes realizar el trámite en el Banco de España o cualquiera de sus sucursales. Lo cierto es que este organismo, cuya sede principal se localiza en Madrid, cuenta con delegaciones en muchas ciudades de España como Alicante, Valencia, Valladolid, Oviedo, A Coruña, Bilbao o Barcelona, entre otras muchas. 

Puedes canjearlas siempre que estas hayan sido emitidas a partir de 1939. En el caso de que pertenezcan a un periodo anterior, entre 1936 y 1939, deberán ser valoradas por los expertos que determinarán su autenticidad. Si las monedas han sufrido una alteración industrial o mecánico, se denegará su cambio.

No necesitas aportar ninguna documentación, salvo en el caso de que la cantidad sea igual o superior a 1.000 euros. En ese caso deberás presentar tu DNI, pasaporte o tarjeta de residencia. Sin embargo, es posible que para cantidades inferiores también te pidan que te identifiques. Esta ya es una cuestión potestativa del funcionario que te atienda.

¿Se puede hacer el cambio de manera postal?

El banco de España también contempla la posibilidad de que el canje pueda realizarse de manera postal: “En aquellos casos en los que el solicitante del canje no sea residente en España y no pueda dirigirse al Banco de España existe la posibilidad de cambiar los billetes en pesetas a euros enviándolos por correo certificado junto con el "Formulario para canje de pesetas a euros desde el extranjero", disponible en el apartado "Tramitación" debidamente cumplimentado. Es imprescindible cumplimentar el campo del IBAN”.

Pesetas que valen mucho más

Lo cierto es que poco a poco muchos ciudadanos se van animando a desprenderse de sus últimos vestigios de pesetas, pues en septiembre de 2017, según el Banco de España,  todavía se conservaban monedas y billetes por valor de 1.636 millones de euros. No obstante, parece obvio que no se logrará canjear todo ese dinero, pues es probable que mucho de ese dinero se haya extraviado, tirado a la basura sin tener constancia de su valor o que se guarde en casa con intenciones coleccionistas.

Pero, sin duda alguna, ese dinero insospechado puede convertirse en todo un filón económico tanto como uno de los pequeños préstamos urgentes que podrás encontrar en nuestro comparador de créditos. Sin embargo, puede que guardes monedas de especial valor que para nada te conviene canjear por su valor legal en el Banco de España, pues pueden reportarte mucho dinero más. 

¿Cuáles son esas monedas? Presta atención:

  • 1 peseta 1947. Estas preciadas monedas pueden valer hasta 1.400 euros.
  • Duros acuñados durante el Mundial del 82. Sí, esas cinco pesetas pueden costar entre 350 y 400 euros.
  • 25 Pesetas de 1995. Por estos cinco duros te pueden abonar hasta 100 euros.
  • 5 pesetas 1949. Atentos a esta moneda. Un auténtico tesoro por el que te pueden pagar 12.000 euros, pero es posible incluso que te abonen 20.000 euros.

Estas son algunos ejemplos de singulares y valiosa monedas, pero hay más ejemplos. Por lo tanto, es obvio que los propietarios no tendrán muchas intenciones de cambiarlas en el Banco de España, pues su valor puede ser infinitamente mayor. Aunque para ello hay que dirigirse al público adecuado. Nos podemos informar en webs como www.foronum.com y www.todocoleccion.net.

En definitiva, antes de canjear las monedas en el Banco de España, asegúrate de que no son monedas de las consideradas como raras o de especial valor. Así te ahorrarás disgustos económicos.