Si te ves incapaz de ahorrar un dinero al final de mes, una de las soluciones es reducir los gastos todo que puedas. Eliminando gastos innecesarios y reduciendo en lo posible los imprescindibles. Sin embargo es una tarea dura y muchas veces te pasará que no sabes por donde empezar.

También tendrás la sensación de preferir atacar el otro lado de las finanzas, en vez de reducir gastos, aumentar los ingresos. Pero este punto es bastante más difícil, si más atractivo pero es más complicado buscar nuevas fuentes de ingresos o aumentar las existentes que reducir tus gastos.

Reducir tus gastos depende de ti, y esa ya es una ventaja importante y además un euro ahorrado vale más que un euro proveniente de un trabajo que al final se queda en menos por los impuestos.

 Estos son algunos consejos que te ayudarán a reducir los  gastos y aumentar tu ahorro mensual. Puedes intentar llevarlos todos a la práctica, que sería lo ideal, aunque con un par de ellos ya notarás la diferencia.

Reduce los Gastos de una Forma Sencilla 

1. Realiza un profundo seguimiento de tus gastos: Apunta cada gasto que tengas durante un tiempo. Si tienes un smartphone te será muy fácil sino hazlo por el método tradicional de lápiz y papel. Analiza esos gastos y redúcelos en un 50%, verás que es posible en en todos, o al menos en su mayoría, sin grandes sacrificios.

En este punto no desperdicies las cantidades pequeñas, aunque te parezca que un ahorro de 15-20 euros es poco, unidos a otros ahorros de esa cantidad ya hacen un ahorro apreciable. Seguir tus gastos también te dirá cuales son tus fugas de dinero más habituales. Ni que decir tiene que tienes que acabar con ellas cuanto antes.

2. Cambiar los hábitos poco a poco: La clave para acabar con el gasto innecesario es hacerlo poco a poco. No tiene sentido eliminar de un día a otro un gasto habitual. Así no vas a lograr nada. Si gastas 500 euros en comer fuera al mes, no vas a pasar a gastar 0 euros. Pero si es mucho más fácil que pases de esos 500 a 250-300 euros, de ahí a 100-150 euros y poco a poco ir eliminando esos hábitos nocivos que te hacen gastar innecesariamente. De forma natural irás haciendo crecer tus ahorros.

3. Date un sueldo diario o semanal: Fija una cantidad de dinero que puedes gastar diariamente o semanalmente y lleva únicamente esa cantidad en efectivo. Nada de tarjetas, ni de débito ni mucho menos de crédito. Y por supuesto, no te hagas trampas tu solo, si te has marcado 50 euros a la semana y el jueves ya te los has gastado, no cojas dinero para el fin de semana, se más cuidadoso la próxima vez.

Por otra parte el dinero no se guarda para las semanas siguientes. Si tienes un sueldo de 50 euros a la semana pero te has gastado solo 30 euros, la semana siguiente sigues teniendo 5o euros, no 70 euros (50 euros + 20 euros que te sobraron).

4. En tus salidas de ocio, solo lleva efectivo: Cuando salgas con los amigos, con la pareja, al cine, a tomar algo, a cenar, etc. únicamente lleva efectivo. Nunca tarjetas.  Esto es porque con los amigos sobre todo, en momentos de relax  y diversión serás mucho menos disciplinado y puedes gastarte mucho más de lo que ya habías ahorrado.

5. No comas fuera: Este un gasto enorme para los que trabajan y comen fuera habitualmente. Es un gasto muy alto y realmente sencillo de eliminar o al menos reducir. Llévate la comida preparada de casa en tuppers. Si, al principio es muy aburrido pero tu bolsillo lo agradecerá muchísimo.

6. Vete a la compra con una lista: ….Y no te salgas de ella. Como te comente en una artículo de hace unas semanas, ir a la compra con una lista de lo que tienes que comprar, te hará ahorrar mucho dinero en cada visita. No comprarás cosas de más que realmente no necesitas y evitarás esos trucos que nos ponen los supermercados para impulsarnos a gastar de más.

7. Establece una meta para tu ahorro: Si no sabes por qué ahorrar es muy difícil que logres reducir los gastos aunque sea en un euro. Tienes que saber para qué estás ahorrando, ¿es para crear un fondo de emergencia y vivir más tranquilo?, ¿es para pagar tus deudas?, ¿es para hacer el viaje que siempre has querido? Sea cual sea tu motivación, establece un objetivo claro y trabaja para alcanzarlo.

 ¿Qué te han parecido estos consejos para reducir los gastos? Si se te ocurren más o quieres comentar algo, por favor, no dudes en usar los comentarios.