Siguiendo con nuestra línea temática por excelencia como es el ahorro y la financiación para solventar problemas económicos, hoy os daremos algunas claves para ahorrar de forma muy sencilla pero que podamos notarlo a fin de mes en sentido positivo.

Por ejemplo, ¿cuánto tiempo pasas frente a la pantalla del televisor? Y no lo decimos por la electricidad que ésta puede consumir sino por la gran cantidad de anuncios a los que estamos expuesto que no hacen más que incentivar al máximo nuestro espíritu consumista. Si la apagamos podemos evitarlo y sustituirlo por otras cosas más productivas como por ejemplo hacer tareas de bricolaje casero, leer, dibujar…

En segundo lugar

Nos centraremos en los coleccionistas que tienen una gran afición por llenar sus espacios con algunas de sus piezas preferidas sin detenerse a pensar que no lo necesitan y que puede que lo que tengan ya no es una afición sino una conducta obsesiva. Aprovechando todo lo que tengamos en casa y siendo la época del “Do it yourself” o de la compra y venta de segunda mano, es el momento perfecto para despojarnos de colecciones y poder sacar un dinero por todo ello.

Aunque en otros artículos la hemos mencionado, la regla de los 30 días también nos ayuda a planificarnos mejor y poder ahorrar mes a mes de forma progresiva. Ésta consiste en esperar 30 días antes de efectuar la compra de algo que queremos pero que no es una necesidad básica, de tal manera que eliminaremos el impulso de la compra y deliberaremos de forma más consciente y desde otra perspectiva y realmente debemos comprarlo o no.

A la hora de hacer la compra

Es importante ir siempre llevar una lista de la compra con todo lo que realmente necesitamos y así evitar la tentación de ir cogiendo productos no necesarios. También nos ceñiremos al presupuesto establecido y notaremos el ahorro en cada compra. En este sentido se recomienda también evitar hacer la compra cuando no hayamos comido y tengamos hambre porque inevitablemente nos hace comprar más de lo que necesitamos debido a esta circunstancia.

Beber agua además de ser muy beneficioso para nuestro organismo también lo es para nuestro bolsillo. Por ejemplo, beber un vaso de agua antes de cada comida reduce la sensación de hambre y permite que comamos con más tranquilidad y cantidades más adecuadas a lo que realmente necesitamos y no a esa gula. Además, el agua es el líquido más barato que existe respecto a otro tipo de bebidas como los refrescos o el alcohol que además no nos hacen ningún bien a nuestra salud.

¡Cuidado con las tarjetas de crédito! Aunque suponen la alternativa más cómoda para financiar y hacer compras también son un peligro de endeudamiento si no se saben utilizar correctamente.

Las marcas blancas también son una excelente opción para ahorrar sobre todo en productos que compramos de forma habitual. Estas marcas son las propias de cada supermercado como por ejemplo Hacendado de Mercadona.

Si dispones de una vivienda amplia con habitaciones inutilizadas, alquilarla puede ser una buena forma de poder tener un ingreso extra mensualmente y rentabilizar un espacio inutilizado. Además, ahora existen muchas aplicaciones basadas en opiniones de usuarios en las que se puede subir el anuncio y si la experiencia es gratificante ir obteniendo buenas calificaciones y nota que asegurarán en un mayor porcentaje el alquiler de estas estancias durante todo el año, con el beneficio que ello supone.

En cuanto a la planificación, es bueno establecer objetivos de ahorro y una motivación para hacerlo. Una vez cumplido el objetivo, nos propondremos otro. De esta forma, nos esforzaremos por llegar a ese objetivo y nos obligará a ser más precavidos con la gestión de nuestro dinero y nos anticiparemos.

Fumar además de ser uno de los hábitos más perjudiciales para nuestra salud, es una de las fuentes de gasto constante que podemos tener, por lo que te invitamos a que lo dejes y utilices ese dinero para otra cosa. Además, ¿sabías que un fumador gasta una media de 1000 euros al año en tabaco? ¿Qué harías con ese dinero?

Gastar en un primer momento para ahorrar después es a lo que nos referimos con el uso de las nuevas tecnologías como la LED en la que aunque el desembolso inicial sea mayor en la compra de estas luces, a largo plazo, nuestras facturas de electricidad se irán disminuyendo y en consecuencia ahorraremos. Hay que aprovechar los avances que nos brindan, sobre todo aquellos que nos proporcionan un ahorro constante en gastos fijos de luz, agua o gas.

Y si aún así, con todos estos consejos tenéis dificultades financieras, no dudes en entrar en ProAhorro, la plataforma líder en el mercado que compara entre todos los préstamos rápidos para ofrecerte sólo el que mejor se adapte a tus condiciones económicas. Estos productos financieros son la alternativa a las vías de financiación tradicionales caracterizadas por sus largos procesos burocráticos en la que obviamos todo ello y optamos por la solicitud sin movernos de casa con tan sólo la cumplimentación de un formulario online, sin avales ni garantías y con una respuesta inmediata de 15 minutos. En el caso de ser aceptado, podemos recibir el dinero en la cuenta bancaria al instante.Principio del formulario