Estamos empezando el primer puente largo de este 2015, la Semana Santa, y como cada año es tiempo de muchos viajes, desplazamientos y planes, también con ello gastos extra. El hecho de poder o no permitirnos un gasto para vacaciones nos genera la duda de pasar unos días fuera, si decidimos aprovechar y salir un poco para olvidarnos de todos los problemas que la crisis nos comporta, surge otra duda: dónde, normalmente y por desgracia la respuesta a esa pregunta va atada al dinero del que disponemos para vacaciones aunque hay maneras de hacer más llevadera esa decisión, existen opciones como pedir un préstamo rápido que nos ayude a pasar unas buenas vacaciones, dependiendo de las necesidades que tengamos, podemos coger la opción de un mini préstamo de hasta 600€ en Vivus por ejemplo, o en Crédito Más que encima el primero sale gratis, también estaría la opción de un préstamo personal de hasta 1500€ en Zaimo, o si precisamos de algo más podemos optar por pedir hasta 6000€ en Cofidis o Big Bank

A parte de esta opción podemos ahorrar buscando planes alternativos como por ejemplo, si lo que nos gusta son las procesiones, este año podemos optar por ir a la ciudad más próxima de donde vivamos, así ahorras combustible y alojamiento.

Si te apetece salir y descubrir otras zonas, puedes mirar ofertas last-minute en los buscadores de hoteles ya que, para tener ocupación plena, a veces hacen ofertas de escándalo.

Si por otro lado te gusta más la playa, hay packs combinados con todo incluido que pueden resultar atractivos. Puedes optar por disfrutar de la ciudad, alguna que no tenga mucha fama por las procesiones ya que así estará menos concurrida de lo normal y podremos disfrutar de mil ofertas gratuitas como museos, paseos para contemplar su arquitectura, ver tiendas, espectáculos callejeros y demás.

También hay empresas como LetsBonus que ofertan packs super económicos tanto familiares, como en pareja, como con amigos, son chollos perfectos para tu bolsillo. 

Opciones tenemos, así que no hay excusa para no salir y, sino, como hemos visto, un préstamo rápido siempre es un buen remedio para darnos una alegría estas esperadas vacaciones!