Cuando hablamos de préstamos sin nómina tengo que empezar hablando sobre qué se entiende por este tipo de producto financiero.

Es un paso ineludible porque los préstamos sin nómina pueden crear muchas confusiones. Mucha gente piensa que un préstamo de este tipo es un crédito al que cualquiera puede acceder, con condiciones muy ligeras y garantías de pago escasas. Y la realidad es que esto no es así.

¿Qué es un préstamo sin nómina?

Un préstamo sin nómina es un crédito, en el que como el nombre del producto indica, no te van a solicitar que tengas una nómina para que te puedan conceder el préstamo. Es decir, no es necesaria una nómina por parte del solicitante del préstamo como garantía de la operación.

Sin embargo, todos los préstamos, incluso aquellos que se denominan como préstamos sin nómina te van a exigir, como requisito para que te lo concedan, que tengas ingresos recurrentes mensuales, sean o no sean una nómina.

Por lo tanto, ten muy claro que si quieres acceder a financiación vas a necesitar demostrar que tienes ingresos, ya sea una nómina u otro tipo, sino te puedes ir olvidando de que conseguir el crédito que solicites.

Ahora que sabes qué es un préstamo sin nómina voy a analizarlos con un poco más de profundidad para que los conozcas mejor y decidas, si estás buscando financiación, si es un producto financiero que cubre tus necesidades o no.

Préstamo sin nómina. Otro nombre para los Préstamos rápidos

En realidad los préstamos sin nómina funcionan como si fueran préstamos o créditos rápidos

Estos préstamos rápidos se caracterizan por ofrecer unas cantidades de financiación no muy altas, en torno a los 3.000€ como máximo. Existiendo incluso un tipo de créditos rápidos, como son los minicréditos, que no suelen exceder de los 500€.

Además estos préstamos rápidos son un producto que se solicitan para ser devueltos también en pocos meses o incluso, en el caso de los minicréditos, en días.

Los créditos rápidos tradicionales tienen un sistema de amortización clásico, basado en la aplicación de unos determinados intereses sobre la cantidad solicitada. 

Aunque existen variaciones para los minicréditos, a los que debido a su baja cuantía y pocos días de devolución se les aplica una cuota fija de dinero sobre el importe pedido y el plazo de tiempo acordado.

En este último tipo de créditos, si se supera el tiempo de devolución se cae en una penalización por mora bastante elevada.

Es básico que antes de solicitar un crédito rápido estes seguro de que puedes devolver el dinero en el plazo acordado, porque las penalizaciones y comisiones por mora son muy elevadas, multiplicando en poco tiempo la cantidad de dinero total que debes devolver y pudiendo meterte en importantes problemas financieros.

Un ejemplo de préstamo rápido sin nómina

Como mejor puedes entender el funcionamiento y no tener ningún tipo de dudas sobre este tipo de productos financieros es viendo un ejemplo de préstamo rápido sin nómina. Te voy a presentar un ejemplo con un minicrédito, que tal vez sea el tipo de crédito que más debes conocer por tener las más altas penalizaciones por mora.

Un préstamo rápido sin nómina habitual sería un crédito por una financiación de 300€, con una cuota de 15€ mensuales y a devolver en 30 días.

Puedes encontrar distintas condiciones dependiendo de diversos factores:

  • Del dinero que solicites finalmente. 
  • De la compañía que emite el crédito. 
  • Si es o no tu primer crédito en esa entidad.

Además de estas condiciones, también te van a pedir que cumplas una serie de requisitos, siendo estos dos los más importantes y habituales:

  • Ingresos recurrentes demostrables.
  • No estar registrado en registros de morosidad por deudas. 

De todas formas, existen entidades de crédito que hace excepciones y con una máxima cantidad de dinero solicitado y aunque estés en un registro de morosos te pueden conceder el crédito que has pedido. Esto ocurre cuando la cantidad de dinero que pides es muy pequeña, nunca superior a los 1.000€

Y por supuesto, estas entidades de crédito que otorgan este tipo de créditos con tan pocos requisitos y condiciones nunca son bancos tradicionales.

Tampoco olvides por si estás pensando en pedir un crédito de este tipo que los tipos de interés o la cuota mensual que vas a pagar es altísima. Es bastante probable que acabes devolviendo entre 3 y 4 veces más  del importe que habías solicitado.

Cómo puedes contratar un préstamo sin nómina

Contratar un préstamo sin nómina es un proceso bastante rápido ya que no es necesaria mucha documentación y se puede enviar todo por correo electrónico agilizando, por lo tanto, bastante el proceso de contratación.

¿Qué documentación te piden para contratar un préstamo sin nómina? Normalmente estos documentos son de tipo personal:

  • DNI o tarjeta de residencia.
  • Justificación de ingresos recurrentes. Puede ser una nómina si trabajas por cuenta ajena o justificante de pago de la seguridad social si eres autónomo.

Y documentación bancaria básica:

  • Un documento donde venga indicado el número de cuenta donde se va a ingresar el dinero y desde donde se van a realizar los pagos para su devolución.

Una vez que la entidad de crédito compruebe que la documentación es correcta, realiza la aceptación o denegación del crédito. Esto no lleva más de una hora desde la recepción de toda la documentación necesaria.

En caso de que se apruebe tu solicitud de crédito, el dinero lo recibirás en tu cuenta en un día e incluso en pocas horas, si la cuenta que indicaste en el momento de la contratación está en el mismo banco de la cuenta origen del dinero, ya que se realizaría un traspaso del dinero y dentro de cuentas de un mismo banco es inmediato.

Además para agilizar este proceso todas las entidades de crédito que ofrecen estos préstamos sin nómina operan utilizando internet por lo que contratar un crédito a través de su página web es mucho más cómodo y rápido que de otra forma.

En ocasiones, para resolver dudas o agilizar algunos procesos también tienes la opción de un servicio de atención telefónica, aunque no suele ser necesario.

En todo caso, todo el proceso, es decir, solicitud, contratación, aceptación o denegación de la operación y recepción del dinero es siempre mucho más rápido que solicitar un crédito en un banco tradicional.

¿Es recomendable contratar un préstamo sin nómina?

Una aspecto que tienes que tener desde el principio es que todos los productos financieros son recomendables o no, dependiendo del uso que les des y de si cubren o no tus necesidades financieras.

Por lo tanto la respuesta es sí, son recomendables...siempre y cuando lo uses bien y cubra tus necesidades financieras.

¿Y que es un buen uso de un préstamo sin nómina? Pues que lo utilices para cubrir un gasto imprevisto puntual que no puedas pagar de otro modo. No para irte de vacaciones, comprar un coche o una moto o comprarte un iPhone.

Y por supuesto no puedes hacer un uso continuado de este tipo de productos, por eso lo de “gasto imprevisto PUNTUAL”. Si los gastos imprevistos empiezan a ser habituales tendrás que analizar tus gastos, recortar aquellos que no sean imprescindibles y comenzar a ahorrar y crear un fondo de emergencia.

Así que no se te ocurra utilizar estos productos alegremente porque son muy caros, solo superados por las tarjetas de crédito.

Si contratas préstamos sin nómina con frecuencia en poco tiempo estarás ahogado por la deudas y con pocas opciones de salir de ellas. 

Conclusión

Para finalizar, y a modo de resumen, te voy a comentar brevemente las ventajas y desventajas principales que tiene un préstamo sin nómina.

Las ventajas de un préstamo rápido sin nómina son:

  • Condiciones y requisitos más sencillos para su contratación.
  • Recibes el dinero muy rápidamente.
  • La contratación es muy fácil, utilizando internet.

Y las desventajas:

  • Producto financiero caro.
  • Solo para solicitar cantidades pequeñas.
  • En caso de impago, muy altas penalizaciones.

Espero haberte ayudado a saber más sobre este tipo de productos financieros. Como siempre, si tienes cualquier duda o problema tienes los comentarios a tu disposición.