Hoy vamos a hablarte de una de las comisiones bancarias a la que más miedo tenemos todos los consumidores.

Y es que una de las comisiones más temidas es la comisión por descubierto. ¿Y esto por qué? Primero por su cuantía, ya que es de las más altas, y después, porque significa que tienes la cuenta bajo mínimos. Sin embargo, a la vez que es una de las comisiones más temidas, también es de las más desconocidas.

¿La tienes que pagar siempre?¿Cuál es la cuantía máxima que te pueden cobrar?. Son dudas que seguro que te vienen a la cabeza y que vamos a resolver en este artículo.


¿Qué es la comisión por descubierto?

Si tu cuenta bancaria se queda en negativo, la entidad bancaria puede ejecutar una comisión por descubierto.

Aunque todos tenemos el máximo cuidado para no entrar en números rojos en ninguna de nuestras cuentas, también es normal que en algún momento tengamos un despiste.

Por tanto, podemos decir que la comisión por descubierto es una cantidad de dinero que te cobra el banco cuando entras en números rojos.

Hay una serie de puntos sobre la comisión por descubierto que son muy importantes y que debes saber para no llevarte sorpresas:


  • Se aplica sobre la mayor cantidad de dinero adeudada.
  • Es un tanto por cierto, con un importe mínimo superior a los 10€.
  • Debe aparecer recogida en el contrato de la cuenta y en el libro de tarifas general del banco, si no, no podría aplicarla la entidad.
  • Además de la comisión por descubierto, se pueden aplicar otras comisiones y gastos relacionados como intereses de demora o la reclamación de posiciones deudoras.


Es importante que sepas que en las cuentas de clientes particulares la comisión por descubierto con los intereses de demora no puede ser un TAE superior a 2,5 veces el interés legal del dinero en ese momento.


Cómo calcular una comisión por descubierto

Para calcular cuál es el coste de una comisión de descubierto determinado hay que saber antes el porcentaje que aplica el banco y que tiene que venir indicado en el libro de tarifas y en el contrato de la cuenta, como comentábamos anteriormente.

Ahora, con ese dato, tenemos que saber cuál es la cantidad más alta que hemos adeudado y el periodo de tiempo en el que hemos incurrido en esa deuda.

Por ejemplo, si durante un mes hemos tenido un descubierto en cuenta de 100 euros y el banco nos aplica un porcentaje del 3%, con un mínimo de 12 euros, entonces pagamos 12 euros ya que el 3% de 100 euros son 3 euros, que es menor que el mínimo de 12 euros.

Por último, habría que sumarle a esa cantidad los intereses de demora y el coste por reclamación de posiciones deudoras.


Cuándo no tenemos que pagar esta comisión

Como hemos dicho al principio del artículo, la comisión por descubierto es de las comisiones más temidas, y una de las causas de esto es que esta comisión es de las más altas que nos puede cobrar el banco o entidad financiera.

Sin embargo, existen ciertas limitaciones en la cantidad que nos puede cobrar el banco por una comisión de descubierto. Limitaciones que es muy importante que conozcamos para evitar pagar más de la cuenta. Las 3 limitaciones están justo a continuación.


  • No se puede cobrar comisión por descubierto, si el descubierto es debido a un desajuste entre la fecha contable y la fecha valor de una operación. La fecha contable es el momento en que se realiza la operación y la fecha valor el día en que se hace realmente efectiva la operación. Por ejemplo, podemos hacer una tranferencia un sábado (fecha de la operación, el sábado) pero no llegar dinero a la cuenta destino hasta el lunes (fecha valor, el lunes)
  • No se puede cobrar comisión por descubierto, si el descubierto se ha producido por la aplicación de otra comisión bancaria, por ejemplo, el cobro anual de una tarjeta de crédito.
  • No se puede cobrar una comisión por descubierto, si el descubierto es debido a un embargo, ya que el descubierto es debido a causas ajenas al control del cliente.


Cómo reclamar una comisión de descubierto tácito


Si te han aplicado una comisión por descubierto que no venga en el libro de tarifas del banco ni en el contrato de la cuenta, puedes reclamar la cantidad cobrada. También puedes reclamar la devolución de la comisión por descubierto si se incumplen algunas de las 3 limitaciones que comentábamos en el punto anterior.

Otra consideración que tienes que tener en cuenta y que pueden hacer que te hayan aplicado una comisión por descubierto equivocada es si el banco ha cambiado las condiciones de la cuenta sin avisar con, al menos, un mínimo de 2 meses de antelación.

Si te han cobrado una comisión por descubierto abusiva no lo dudes y reclama para recuperar tu dinero.


Medidas y prevenciones para no entrar en números rojos

La mejor manera de que el banco no nos cobre una comisión por descubierto es, claramente, no tener nunca un descubierto en ninguna de nuestras cuentas.

Para evitar entrar en descubierto, aquí tienes algunos consejos:


  • Ten un control de tus pagos: Para evitar descubiertos tienes que tener un control de tus pagos y facturas. Lo puedes hacer desde una app móvil o directamente desde la banca electrónica.
  • Activa el sistema de alertas de la entidad, que te avisa de ingresos y pagos.
  • Ten una cuenta sin comisión de descubierto.