El gasto medio de un hogar en España de electricidad y gas anual es de casi 1.000 euros según la OCU, lo que hace que estos dos suministros sean uno de los mayores costes anuales para cualquier familia de España.

En las malas épocas financieras, los precios de la energía realmente pueden marcar la diferencia dentro de tus finanzas personales, pero hay formas en que puedes reducir tus facturas de gas y electricidad. Formas que verás en este artículo.


Cómo ahorrar dinero en la luz y el gas

Una de las mejores maneras de ahorrar dinero en tus facturas de energía es cambiar de proveedor. 

Dependiendo de quién sea tu proveedor actual, puedes ahorrar un buen pellizco de dinero en tus facturas si cambias a otro con una oferta más barata y hacer esto requiere de muy poco esfuerzo por tu parte.

En internet existen unos cuantos comparadores de energía que te dirán cuál es el proveedor que más te interesa según tus necesidades. 

Si bien el cambio de proveedor puede ser una de las formas más sencillas de ahorrar dinero en el coste de las facturas de gas y luz, también hay cambios que puedes hacer en tu casa para ayudar a mantener las facturas lo más bajas posible.


Cómo ahorrar en electricidad

Hay algunos cambios que puedes hacer en tu hogar y que te podrían ayudar a reducir su consumo medio de luz.

Esto puede incluir el uso de electrodomésticos más eficientes, desde bombillas de bajo consumo hasta electrodomésticos con calificación energética A +++.

También el reemplazo de electrodomésticos viejos y evitar el desperdicio de energía apagando los dispositivos eléctricos que no utilices evitando el standby.


Cómo ahorrar en gas

También puedes hacer múltiples cambios en tu hogar para reducir de forma significativa tu factura del gas. 

Algunos de esos cambios pueden ser actualizar tu viejos electrodomésticos de gas a modelos más eficientes o instalar un termostato inteligente para ayudarte a registrar el uso que haces del gas y tener más control sobre tu consumo de gas.


7 formas sencillas de ahorrar energía

Después de algunos consejos generales, ahora vamos con trucos más concretos tanto para ahorrar en la factura de la electricidad como en la factura del gas.

Los siguientes consejos para ahorrar energía te brindan algunas herramientas y tácticas que te ayudarán a ahorrar gas y electricidad en tu hogar.


1. Apaga los electrodomésticos en standby

Apaga los electrodomésticos totalmente, evitando que queden en espera o standby. No esperes un gran ahorro con esta medida, de media serán unos 30 euros anuales, pero es algo bastante sencillo de hacer y un buen comienzo.

Los hogares con más aparatos eléctricos pueden alcanzar ahorros de entre 50 euros y 80 euros.

Utiliza regletas con interruptor para encender y apagar varios dispositivos, así te costará menos hacerlo.


2. Instala un termostato inteligente

Un termostato inteligente puede hacer que tu calefacción sea más eficiente al calentar solo las habitaciones de tu casa que estás utilizando.

Además saben cuánto tiempo lleva calentar tu hogar, por lo que pueden tenerlo a la temperatura ideal en el momento exacto.

Algunos se pueden controlar desde tu propio teléfono, lo que significa que se acabó volver del trabajo y que tu hogar esté helado.

Los termostatos inteligentes no son baratos, pueden costar cientos de euros, pero los modelos básicos pueden lograr un ahorro de hasta ⅓  de tus facturas de gas...cada año. 

Así que es un buena inversión que pronto habrás recuperado.


3. Baja la temperatura de tu termostato

Casi la mitad del dinero que gastas en facturas de gas es por el coste del gas, debido a la calefacción y el agua caliente.

Bajar tu termostato un solo grado puede hacerte ahorrar una media de 75 euros cada año. Como ves, aquí la temperatura importa.


4. Compra electrodomésticos eficientes

Tirar un electrodoméstico en perfecto estado no te ahorrará mucho dinero, pero cuando llegue el momento de cambiarlo, vale la pena invertir por uno con una alta calificación de eficiencia energética.

Te pongo algunos ejemplos, comparando electrodomésticos con distinta calificación energética:


  • Un horno eléctrico con la calificación energética A + utilizará aproximadamente un 40% menos de energía que un horno eléctrico de calificación B.
  • Un lavavajillas con una alta calificación energética costará sobre 8 euros menos al año en comparación con un modelo de peor calificación.
  • Con una nevera A +++ ahorrarás alrededor de 190 euros en tus facturas de la luz durante 10 años en comparación con un modelo A +.


5. Instala una nueva caldera

Puedes ahorrar energía actualizando tu antigua caldera por una nueva de condensación con calificación energética A, que sea programable y con termostato de ambiente.

Con una caldera así, en un hogar medio, el ahorro que conseguirás será de alrededor de 320 euros anuales.


6. Lava la ropa a una temperatura más baja

Lavar la ropa a 30 grados en lugar de 40 grados puede ser hasta un tercio más barato, lo que significa un ahorro de hasta 52 euros al año.

Aún así puede que aún desees realizar un lavado a más temperatura ocasionalmente para ayudar a mantener limpia la lavadora.


7. Utiliza el agua de forma inteligente

Desperdiciar agua fría es un doble coste, una vez por el propio agua y otra por el coste de calentar, añadiendo más dinero innecesario a tu factura.

Comprar un cabezal de ducha más eficiente puede ahorrarte hasta 75 euros al año en tu coste de gas.

Y si instalas un temporizador de ducha en tu baño, puedes ahorrar hasta 7 euros por persona cada año eliminando solo un minuto de cada ducha que te des.

Espero que con estos 7 consejos tus facturas de electricidad y gas se reduzcan significativamente, así podrás destinar ese dinero sobrante a cosas que realmente te interesan, y que mejoran tu vida.

Si tienes alguna duda o te gustaría compartir algún consejo más para ahorrar en tus facturas de energía, por favor, utiliza los comentarios.