El registro de morosidad ASNEF es el más común en España, en el cual están incluidas todas las personas que tienen deudas con una o varias empresas y que han sido denunciados por éstas. Esta es la forma que existe en la actualidad para comprobar si una persona tiene más o menos posibilidades de pagar una deuda contraída para poder establecer si es apto por ejemplo para la concesión de un préstamo.

Una vez que estamos incluidos en esta lista, hasta que no se haya saldado la deuda, será imposible salir de ella, por lo que cuando estamos en esta situación y necesitamos liquidez y ninguna entidad financiera nos lo concede por este motivo ¿cómo podemos conseguir dinero? 

Pues bien, como primera alternativa, desde ProAhorro recomendamos saldar la deuda, sobre todo si es pequeña ya que este registro no tiene una cantidad mínima para poder ser incluido y a veces se está en esta lista sin poder acceder a solicitar ningún préstamo por cantidades de 10 euros contraídas con empresas de telefonía móvil.

Si la deuda es mayor, y no puedes afrontarla, la vía de escape consiste en acudir a una entidad privada que podrás encontrar en ProAhorro para solicitar un préstamo rápido. Lógicamente las condiciones a las que debemos someternos son peores que las de una entidad financiera tradicional

Este proceso se puede realizar de forma telefónica o por Internet rellenando un breve cuestionario para poder ser respondido en el mismo día y disponer, en caso afirmativo, del importe solicitado en apenas unas horas.

Es importante informarse antes de cuáles son estas entidades que conceden préstamos incluso estando en ASNEF puesto que no todas tienen las mismas condiciones.

Por lo tanto, si no tienes suficiente liquidez y las entidades bancarias tradicionales no te conceden préstamos por estar incluido en ASNEF, las entidades financieras online son prácticamente la única solución para saldar las deudas. 

No dudes en consultar con nuestros expertos.