¡Hola a todos y todas! En el artículo de hoy te quiero hablar sobre una manera de organizar tus ahorros y que así veas de un solo vistazo que dinero tienes para cumplir tus diferentes objetivos financieros.

Por ejemplo, que dinero tienes para tu viaje a la India, que dinero has ahorrado para comprar tu coche o que dinero has acumulado para la entrada para tu vivienda.

Hace poco tiempo, te he sugerido que una buena manera de organización es tener varios fondos de emergencia, cada uno destinado a un fin. Por ejemplo, un fondo de emergencia para el mantenimiento de tu vivienda.

También es buena idea que tengas otros para cubrir aquellas cosas que suelen ser relativamente frecuente que produzcan gastos inesperados. ¿Alguien ha dicho un fondo de emergencia para tu coche?

El problema que puede presentarte es si es mejor tener todo este dinero acumulado en una sola cuenta o tenerlo en varias cuentas. Ya te adelanto que yo solo utilizo una cuenta y ahora te explicaré las razones por las que hago esto.

Una sola cuenta o varias cuentas para administrar tu dinero

Las principales razones por las que utilizo una sola cuenta giran en torno a dos puntos:

  • La privacidad, cuantas menos cuentas tengas abiertas menos posibilidades existen de que sufras un robo de identidad y tendrás un menor número de claves y contraseñas que recordar…¿por qué no usaras las mismas claves para entrar en diferentes cuentas verdad?
  • Facilidad de gestión, gestionar varias cuentas es todo un embrollo y además debes dedicarle un tiempo que no es necesario.

El problema de tener todo el dinero destinado a distintos objetivos y fondos en una sola cuenta es que puede ser difícil saber cuánto dinero es para cada cosa.

Para solucionar esto existen dos posibles soluciones, ambas son bastante sencillas.

  • Subcuentas virtuales: La primera solución te la puede dar el propio banco donde tengas la cuenta. Algunos bancos, por ejemplo ING Direct, te permiten hacer subcuentas virtuales y ponerles el nombre que quieras.

Realmente sigues teniendo el dinero todo junto en una sola cuenta, pero visualmente lo verás separado y así sabrás cuánto dinero tienes ya para cada objetivo y fondo que tengas.

Ahora cuando aportes dinero a tu cuenta, solo tienes que indicar que cantidades van a cada subcuenta.

  • Un Excel: Si tu banco no tiene esa opción o no te acaba de convencer, siempre puedes utilizar un Excel donde tengas dividido el dinero por objetivos y fondos.

Yo no utilizo ING Direct y además prefiero no andar entrando en mi cuenta simplemente para ver esos datos y utilizo un Excel. Ahora te explico cómo lo hago.

Un Excel para organizar tus objetivos financieros y fondos

Lo cierto es que es muy sencillo y no tiene grandes secretos.

Cada mes, paso el 30% de los ingresos que he tenido a mi cuenta de ahorros y luego en el Excel indico la cantidad que va a cada uno de mis objetivos financieros y fondos de emergencia: vacaciones, jubilación, formación, fondo de mantenimiento, fondo del coche.

Por supuesto, si utilizo algo de este dinero también lo reflejo en el Excel.

Lo hago todo en la misma pestaña, en una celda tengo lo acumulado en total en la cuenta y luego en cada fila indico el nombre del objetivo financiero y la cantidad de dinero que tengo para ese objetivo.

Cada mes me aseguró que la cantidad acumulada que indico en el Excel es la misma que en la cuenta y así no hay descuadres y “dinero perdido”.

Es rematadamente simple. Luego se puede complicar todo lo que se quiera poniendo, por ejemplo, la fecha en que calculas que habrás ahorrado todo el dinero para cubrir un objetivo concreto o alguna característica más que se te pueda ocurrir pero realmente no es necesario.

¿Y qué pasa con los intereses?

Como es normal, cada mes los intereses generados se acumulan en la cuenta de ahorros. Y lo que hago es dividir estos intereses en cada uno de los objetivos que tengo marcados. Igual que hago con el ahorro mensual.

Con un ejemplo lo verás más claro.

Pongamos que ahorras 300€ cada mes y que tienes estos objetivos financieros:

  • Ahorro para la jubilación.
  • Ahorrar para comprar un coche.
  • Ahorrar para hacer un viaje.

Cada mes en el Excel indicas el total acumulado cada mes y distribuyes los 300€ en cada uno de los objetivos. Supongamos que divides el ahorro de la misma forma en cada objetivo por lo tanto serían 100€ para cada objetivo.

Al final de mes la cuenta ha generado 12€ intereses, por lo tanto, los distribuyes entre cada objetivo, 4€ en cada objetivo.

Como puedes ver es muy fácil realizar un seguimiento del dinero que tienes para cada uno de tus objetivos financieros o distintos fondos de emergencia.

¿Qué aspectos mejorarías de este sistema?¿Utilizas otro distinto?