Entrar es fácil, pero ¿salir?

Pues salir de estas lista no es tan fácil porque requiere de muchos más trámites que para su inserción en ellas, por lo tanto no te pierdas este artículo si están incluida en la lista de morosos ASNEF por algún impago.

El primer paso y el más coherente es el de hablar directamente con la empresa que nos ha incluido en la lista para poder negociar el pago de la deuda ya que es lo que a ellos realmente les interesa.

El segundo paso es analizar la deuda económica y tener claro la cuantía exacta de lo que se debe y sobre todo el motivo de su impago porque en muchas ocasiones la inclusión en ASNEF se debe a trámites incorrectos. En este sentido es importante tener en cuenta que podemos ser incluidos en estas listas independientemente del importe que se debe, ya pueden ser 20 euros que 20.000.

Recurrir a profesionales financieros también es una alternativa viable para que pueda gestionar el pago de la deuda correctamente, sobre todo si es de gran cuantía. De esta forma, además de limpiar el historial crediticio, se recibe al asesoramiento de un profesional que nos ayudará a gestionar mejor el presupuesto económico.

Por otro lado, la vía alternativa más utilizada es pedir el dinero prestado a amigos o familiares sin ningún tipo de interés e ir devolviéndolo cuando la situación mejores.

Para los casos menos graves en los que las deudas son inferiores, podemos acudir a la solicitud de préstamos rápidos que proporcionan una respuesta inmediata y la concesión del dinero solicitado (importes menores de 600 euros) en un período no superior a 48 horas estando incluso en cualquier lista de morosos como ASNEF.

No olvides consultar antes en la plataforma de ProAhorro sobre estos productos financieros para comparar entre diferentes empresas y escoger siempre los que mejor se adapten a tus necesidades económicas.