Tras la crisis han sido miles las empresas que han cerrado en los últimos años

Tanto es así que los datos demuestran como de los nuevos negocios que se abren, sólo el 5% llega a trascender más de 5 años. De esta forma, el número de deudores en España tiene estadísticas escalofriantes. Pero ¿cómo una empresa puede llegar a esta situación? Hoy en el blog de ProAhorro os lo contamos todo.

Entre las principales causas del fracaso se encuentra una insuficiente fuente de capital en la que por lo tanto los gastos son superiores a los ingresos y se van generando cada vez más deudas.

Una mala gestión por parte de sus directivos también es un factor determinante en la que se cometen errores como la falta de delegación de responsabilidades, tener el personal inadecuado, dbilidad en calidad de producto o servicio, una mala ubicación geográfica o un modelo de negocio obsoleto.

Para que una empresa funcione es indispensable que se cuente con una planificación de objetivos y tareas muy claro que identifiquen por dónde se va y qué se quiere conseguir.

En esta sociedad que cambian tan rápido 

Las empresas deben adaptarse a él si quieren satisfacer las necesidades de sus clientes, de lo contrario, el estancamiento lleva inevitablemente al cierre. En este aspecto nos referimos principalmente al conocimiento y adaptación a las nuevas formas de comunicación y distribución en la que Internet y las nuevas tecnologías tienen que estar presente.

Y por último, la falta de información, ya sea de nuestro público objetivo, tendencias del mercado, competidores, etc., hace  que la estrategia de negocio no esté formulada correctamente.

Como recomendación, os podemos decir a todos los emprendedores o empresarios que siempre intenten anticiparse a futuros problemas y contar con el apoyo de créditos rápidos para situaciones complicadas de falta de liquidez.