En pleno siglo XXI una de las decisiones más complicadas a tomar es si alquilar o comprar una vivienda y cómo conseguir ambas cuotas cada mes.

Pues bien, hoy en el blog de ProAhorro lo analizamos a fondo.

Por un lado, hay que tener en cuenta que la evolución del precio de los alquileres ha descendido en los últimos años como consecuencia de la crisis por lo que podemos decir que afrontar este pago es relativamente fácil ya que no hay que invertir una cantidad inicial de dinero (excepto si nos solicitan fianza) ni pagar comunidad e impuestos de dicha vivienda puesto que se hace cargo el propietario.

Por otro lado, comprar una vivienda parece ser una opción más tradicional aunque debemos tener en cuenta nuestra capacidad de pago así como las condiciones a las que firmamos la hipoteca puesto que uno de los problemas más graves de los últimos años es la incapacidad de hacer frente a dichos pagos y el embargo de las viviendas por parte de las entidades financieras. En este sentido, los expertos no recomiendan la inclusión de avales en la hipoteca y tener muy presente el diferencial por el que firmamos.

Ahora bien; en ambos casos, debemos hacer frente a una cuota mensual y por circunstancias económicas puede surgir algún imprevisto y no poder pagarlo a lo cual os recomendamos la solicitud de un préstamo rápido. Se trata de solicitar dicha cantidad de dinero de forma rápida y sencilla sin tener que esperar largos procesos burocráticos.

En ProAhorro contamos con la herramienta adecuada en la que poder comparar préstamos rápidos, hipotecas o condiciones de cuentas bancarias para elegir siempre las que más se adapte a las necesidades de cada usuario.

Como consejo

Los expertos recomiendan que sea cual sea la opción elegida, se mantengan siempre unas cuentas bancarias saneadas y sin deudas gracias a una previa planificación correcta de ingresos y gastos y un depósito para soluciones puntuales como averías, facturas más elevados o cualquier imprevisto.