Todos tenemos claro que siempre debemos acariciar metas asumibles y cercanas antes de lanzarnos a lo grande, ¿verdad? Así, antes de ascender a un ochomil debemos curtirnos con montañas de cinco mil metros, pues solo de esta manera nos iremos amoldando a las penurias de una ascensión de este calibre. Seguro que sobre esto hay unanimidad entre los lectores de nuestro comparador de préstamos online.

Pero entonces ¿por qué te empeñas en saldar las deudas con mayores tasas de interés? Lo cierto es que nunca debemos empezar por lo más gordo, sino por lo más liviano.

No en vano, si optas por esta estrategia, únicamente conseguirás desmotivarte y, por supuesto, cejarás rápidamente en tu empeño ya que el fracaso será mayúsculo. Por suerte, vamos a darte las pautas necesarias para saber cómo afrontar de una manera eficaz tus deudas y hacia dónde dirigir todos tus esfuerzos de ahorro a fin de que puedas liquidarlas sin mayor problema.

 En concreto, te vamos a poner al tanto del método Harvard, también llamado Snowball (bola de nieve), que consiste en priorizar las deudas con saldos más pequeños, en vez de centrarnos aquéllas que presentan mayores tasas de intereses.

Ya verás cómo su aplicación te parece muy sencilla y repleta de pequeñas satisfacciones a cada paso. 

¿En qué consiste el método Harvard que te ayudará a liquidar tus deudas?

Dicho método se puso en práctica entre un grupo de personas y pronto se reveló como una herramienta muy motivadora. De hecho, el experimento reunió a varios participantes que debían simular que habían pagado sus deudas de forma virtual. 

Tras analizar la situación, se llegó a la conclusión de que lo más determinante no era la cantidad pendiente de pago, sino el importe que habían logrado liquidar. No importaba que esta deuda no fuera demasiado grande, únicamente haber logrado esta meta por pequeña que fuese.

Por supuesto, el método ha dejado de ser un experimento y ya lo han probado en sus ‘carnes financieras’ diferentes personas y todas ellas aseguran que funciona. 

Sin ir más lejos, tenemos el ejemplo del conocido bloguero  –al menos en el mundo anglosajón– Derek Sall. Éste dedica su blog al mundo de las finanzas personales y tras aplicar el sistema Snowball en su vida se vanagloria de haber logrado reducir en 100.000 dólares el valor de su deuda, incluyendo su hipoteca. ¿Cómo lo ves? ¿Te parece convincente?

Lo cierto es que no pasa nada por probar fortuna con este método que promete salvarnos de un mar de deudas o, por lo menos, conducirnos hasta una pequeña isla para que podamos respirar durante un tiempo. 

En nuestro comparador de préstamos online y cuentas financieras vamos a desvelarte las pautas para incorporar el citado método en nuestras vidas. ¿Preparado?

Pautas para aplicar el método Snowball con el que lograrás pagar parte de tus deudas

Dicho sistema es muy popular en EE.UU. y lleva utilizándose desde 2012. Por lo tanto, tiene un rodaje suficiente para que nos tomemos muy en serio sus conclusiones.

  • En primer lugar debemos anotar todos nuestros créditos. En concreto, es preciso que consignemos la deuda pendiente, el número de plazos pendientes, así como la cuota mensual que abonamos por ella. Tras detallar estos aspectos hemos de ordenar los préstamos. Para ello nos basaremos en las fechas de los plazos. No olvides que el orden es de menor a mayor plazo.
  • Después es preciso que determinemos cuál es nuestra capacidad económica; es decir, nuestros ingresos mensuales, nuestros gastos fijos y variables.
  • Tras esto debemos averiguar cuánto dinero podemos destinar a los pagos pendientes.
  • Ahora define tu objetivo. Es decir, el préstamo que te pones por meta. Por supuesto, elige uno asumible y que no sea demasiado ambicioso. Te aconsejamos que empieces por los de menor plazo pendiente. 

En conclusión, todo nuestro esfuerzo ahorrador debe ir encaminado a pagar una única deuda. No te diversifiques. Ya verás cómo pronto se notan los resultados de todos tus sacrificios. Además, recibirás pequeñas satisfacciones por el camino con el pago de esas deudas que, aunque pequeñas, supone un gran alivio desprenderse de ellas, ¿verdad?

Y no olvides que también puedes recurrir a tus armas de persuasión. Es decir, negocia las tasas de interés con tus acreedores. No creas que siempre te vas a encontrar las puertas cerradas, pues muchos estarán dispuestos a acceder siempre con eso se incrementen sus posibilidades de pago. Además, si la relación ha sido cordial y no han surgido grandes desavenencias, seguro que no encuentras grandes escollos a esta negociación.

En definitiva, te animamos a aplicar este sistema de ‘bola de nieve’ en tus finanzas, pues, como se suele decir, no pierdes nada. Más bien todo lo contrario, tienes mucho que ganar dado que puede servirte para liquidar una parte de tu deuda. Algo con lo que seguro sueñas todos los días.

Un préstamo online para ayudarte a atender pagos puntuales

Por supuesto, entendemos que no siempre uno se halla en la mejor disposición para pagar sus deudas y que necesita un pequeño empujón. En este sentido, seguro que agradeces la existencia de los préstamos online; una herramienta sencilla, transparente y rápida de conseguir dinero para esas situaciones de emergencia.

Para ello, te recomendamos que consultes nuestras ofertas y las financieras que trabajan con nosotros a fin de comparar sus condiciones y encontrar la que mejor se adecúe a tus necesidades. No en vano, entendemos que cada persona es diferente y sus situaciones económicas, por lo tanto, difieren.