Para muchos padres encontrar el momento adecuado para cortar los lazos financieros con sus hijos puede ser difícil.

¿Cuándo acabe la universidad?¿Cuando empiece en su primer trabajo? Para muchas familias éstas son preguntas sin respuestas claras, y por evitarlas, estás posponiendo algo inevitable.

¿Cuándo es el Momento Adecuado de Cortar los Lazos?

Cuando tu corazón te comience a insinuar que es el momento, ha llegado la hora. Muchas padres tienden a esperar más de lo necesario para cortar los lazos financieros con sus hijos por un sentido de obligación.

La realidad es que está lealtad mal entendida, está dañando el crecimiento personal de tu hijo mediante tu apoyo financiero.

Piensa de nuevo en el momento en que tus padres cortaron los lazos financieros contigo. Pregúntate si era el momento adecuado y si has aprendido cosas importantes.

Es el mejor ejemplo que tienes en tu vida sobre la forma de cortar la dependencia de un hijo sobre los padres. Te servirá de marco de referencia para decidir el momento de hacerlo tú mismo.

Cuando tus hijos están usando el dinero para comprar cosas innecesarias. Si ves que tus hijos están comprando coches nuevos de marca y otros artículos caros, que están más allá de sus medios y sin tu apoyo financiero no lo podrían tener, es el momento de considera reducir la ayuda.

Están comenzando a utilizar tu dinero como parte de sus salarios esperados.

Cuando empiezan a esperar y a exigir el dinero que les das. Cuando la ayuda que les aportas comienza a transformarse en algo que tienen por derecho. Es el momento de dejar de dar y que comiencen a vivir solos.

Consejos para Cuando LLegue el Momento de Cortar la Ayuda Financiera

Dejar claro por qué lo estás haciendo. No te limites a decir “En 6 meses, ya no te ayudaré más” porque eso solo causa resentimiento.

En su lugar, refuerza la idea de que lo haces porque sientes que están listos para ser independientes. No dejes el tema sea sobre el dinero, sino sobre la independencia y el respeto hacia una persona madura.

Avísales antes de tiempo. No te límites a cortar sin previo aviso, ya que pueden haber adquirido compromisos financieros que dependen de tu apoyo. En cambio, si les das una fecha clara, tú mismo puedes ir reduciendo el apoyo poco a poco.

Ofréceles asesoramiento y apoyo financiero. Ofrece consejos si te los piden y si en algún momento puntual necesitan apoyo financiero dáselo. Aunque con cuidado de que no se convierta en una costumbre.

Conclusión

Elegir el momento más adecuado de dar apoyo financiero periódico a tus hijos y la manera de explicárselo son los dos puntos clave.

Siempre debes enmarcar este momento basándote en tu confianza en que ya están preparados.