Probablemente en más de una ocasión hayáis necesitado dinero de manera urgente pero no sabíais cómo funcionaban los préstamos rápidos o si cumplíais los requisitos necesarios para su obtención. Pues bien, una de las características de éstos es que incluso solicitudes incluidas en registros de morosos son concedidas.

Por ello, lo primero que tienes que hacer es elegir la entidad más adecuada: que sea segura, fiable y con condiciones que se adapten a nuestras necesidades de crédito. Para ello, en ProAhorro cuentas con un comparador de entidades y productos financieros para encontrar el mejor además de un grupo de asesores financieros que te pueden ayudar  también.

No obstante, por normal general la mayoría de estas empresas privadas exigen unos requisitos muy similares como el hecho de ser mayor de edad, estar en  pleno uso de tus facultades mentales y, en el caso de los extranjeros residentes en España, tener regularizada su situación.

Por supuesto, cada entidad no da la posibilidad de la concesión de un crédito si ya se tiene una deuda pendiente con ellos, aunque muchas de ellas a pesar de que el cliente esté incluido en listas de morosos sí las conceden. Otro requisito es aceptar todas las condiciones del prestamista con sus sanciones estipuladas si se procede su incumplimiento.

Por otro lado, algunas entidades requieren la presentación de la nómina si no se posee ningún tipo de aval para asegurarse de que tiene la liquidez necesaria para afrontar la devolución del pago. Otras en cambio, no exigen ni nómina ni aval.

Después de toda esta información, habéis podido ver cómo existen una serie de requisitos que hay que aceptar y cumplir pero que, dependiendo de la entidad financiera éstas pueden cambiar e incluso ser totalmente distintas, por lo que busca y compara antes de solicitar un crédito rápido en las distintas empresas que ofrecen créditos rápidos en el territorio nacional.

Nosotros nos vemos en el próximo artículo de ProAhorro para contaros toda la información sobre los préstamos rápidos y consejos sobre ahorrar y conseguir dinero.