Superada la resaca del 8 de marzo, aunque ésta todavía da coletazos, hoy en nuestro comparador de préstamos online nos hacemos eco de una noticia bastante curiosa. Así, según ‘Women, Peace, and Security Index’, España es el quinto mejor país del mundo para nacer mujer de un total de 153. Lo cierto es que nos situamos por delante de naciones como Finlandia o Canadá. 

Seguramente a muchos les llamará la atención semejante puntuación, porque ¿qué nos hace situarnos en este puesto del ránking?, ¿qué criterios se han tenido en cuenta? Y, cómo no, ¿cuál es el mejor del mundo para ser mujer? A todas estas preguntas vamos a buscarles respuesta a lo largo de este post.

¿Qué es el ‘Women, peace and security Index’? 

Sin duda alguna, esta cuestión también interesará a muchos pues es probable que sea la primera vez que tengan noticia de él. En concreto, dicho índice tiene carácter anual y lo elaboran los analistas del 'Institute for Women, Peace and Security' ('Instituto para la mujer, la paz y la seguridad', de la Universidad de Georgetown (EE.UU.). Para su confección se tienen en cuenta criterios como la inclusión, la justicia o la seguridad. 

Por cierto, el año pasado ya éramos el quinto país del mundo y este año repetimos puesto.

Dicho esto, vamos a ahondar un poco más en los datos y descubrir qué países destacan en la clasificación. Estamos seguros de que muchos tienen curiosidad por saber qué Estado ocupa el primer lugar:

1º Islandia 

2º Noruega

3º Suiza

4º Eslovenia

5º España

6º Finlandia

7º Canadá, Países Bajos y Suiza (empatados en esta posición)

10º Bélgica y Singapur (empatados)

12º Dinamarca, Alemania y el Reino Unido (también con empate)

Quizás a muchos les llame poderosamente la atención que países considerados ejemplares en igualdad de sexos como Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia, por ejemplo, registren unas elevadas tasas de violencia doméstica.

En este sentido, el informe, que conforma un extenso ebook, repara en el dato: “Una paradoja es que los países nórdicos son los países con mayor igualdad de género en el mundo y tienen altos índices de violencia por parte de la pareja".

Por su parte, en España, al igual que lo que sucede en Bélgica, Eslovenia y España menos de la mitad de las mujeres cuentan con un trabajo remunerado.

¿En qué destaca nuestro país?

En opinión de los expertos que han elaborado este documento, España presenta una serie de fuertes que son las responsables de auparla hasta ese quinto puesto. En concreto, se ensalza la inclusión de la mujer en la vida académica, financiera, además de su representación en la política parlamentaria.

La seguridad también nos deja bien parados pues contamos (pese a que pueda parecer lo contrario) con bajos niveles de violencia en el entorno familiar.

No obstante, ciertos puntos resultan bastante mejorables. También el informe señala como carencias un "sesgo de hijo" y, por supuesto, las dificultades de la mujer para integrarse en el mercado laboral. Esta última circunstancia quizás tenga más que ver con el dato de la maternidad que lastra la carrera de la mujer y no se ve como un mérito, sino más bien como un demérito.

Cabe recordar que, según a Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) de Alemania, en 2017 un total de 113.965 mujeres fueron maltratadas o amenazadas en por sus parejas o exparejas. 147 fueron asesinadas. Es decir, la friolera de casi tres a la semana. Esto triplica la cifra media española de los últimos años en un país, además que cuenta con el doble de población

"Que de alguna manera todos los lunes, jueves y domingos una mujer sea asesinada por su pareja es algo inconcebible en un país moderno como Alemania", llegó a afirmar al respecto la ministra de Familia, la socialdemócrata Franziska Giffey.

Lo cierto es que en numerosos medios la violencia machista es tildada de drama familiar sin adentrarse en más datos que lo acaben revelando como lo que es: un asesinato de una mujer.

España, a la cola en violencia machista

Sí, estamos a la cola. Así, según Eurostat, la Oficina Europea de Estadística, la tasa es de 2,65 por cada cien mil habitantes mientras que en Suecia la cifra es de casi 57. En definitiva, y como ya apuntaba el informe, el mayor número de denuncias se da en países donde hay menos tolerancia a la violencia sexual y donde disfrutan mayores niveles de igualdad de género.

Conviene destacar que en Finlandia, que es el espejo en el que nos miramos al menos desde un punto de vista educativo, mueren más mujeres de forma violenta que en España.

A la luz de los datos expuestos parece más que evidente  que nuestro país apunta maneras para convertirse en un país cada vez mejor para todas las mujeres.