A la hora de contratar un préstamo

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta son  los gastos de un préstamo personal. Por eso, para evitar que tengas posibles disgustos al contratar un préstamo que al final resulte ser más caro de lo que aparenta te voy a ir explicando los principales puntos donde debes poner tu atención para que no te den “gato por liebre”.

El mercado de los préstamos personales, en concreto de los préstamos rápidos, está en continuo crecimiento. Cada vez son más las personas que solicitan un préstamo de este tipo y también son más las empresas que aparecen en el mercado con una amplia oferta de créditos rápidos.

La competencia es bastante alta y es un punto muy positivo para el cliente ya que puede encontrar el préstamo perfecto que cumpla sus necesidades a la perfección. Además de disfrutar de importantes ofertas destacadas.

Cada vez es más común que aparezcan ofertas muy llamativas como por ejemplo créditos personales al 0% de interés como reclamo, si es la primera vez que solicitas un préstamo en una entidad determinada

Sin embargo hay que tener mucho cuidado con estas ofertas porque muchas tienen “letra pequeña” y gastos y costes incluidos que no se muestran con claridad.

La TAE: el principal indicador de los costes de un crédito

Por ley todas las empresas muestran claramente los gastos de un préstamo personal, es en los costes asociados donde está el peligro, ya que son los que realmente encarecen el crédito.

Por ejemplo, en las ofertas tipo “préstamo personal al 0%” ese 0% indica el tipo de interés nominal (TIN) pero no incluye los gastos ocasionados por las comisiones.

Este dato nos lo da el TAE, que sí incluye el tipo de interés nominal y además los costes en comisiones.

Por lo tanto, el primer consejo es que siempre mires bien el TAE del préstamo, nunca el TIN, ya que te muestra realmente los gastos de un préstamo concreto  y te sirve para comparar entre sí diversos créditos con cantidades y plazos diferentes.

Este punto es el primer paso pero no el único. Para escoger la oferta que más te interese sin caer en gastos de más tienes que fijarte en otras características que también tienen una influencia importante en el coste final del crédito.

Principales costes de un préstamo personal

Dentro de las posibles comisiones y gastos de un préstamo hay 4 que pueden encarecer bastante el préstamo y son sobre los que más atención debes poner.

- Productos financieros asociados: En este caso para formalizar el préstamo necesitarás contratar otros productos asociados. Estos productos, en muchas ocasiones, tienen sus propios costes y comisiones que no se ven reflejados en la TAE del préstamo y que debes calcular por separado para conocer con exactitud los gastos de un préstamo personal.

Los productos financieros asociados más habituales, y caros, son los seguros. Básicamente son dos tipos de seguros:

- Seguro de protección de pagos, en caso de que no puedas devolver la cantidad solicitada, el seguro pagará las cuotas por ti.

- Seguro de vida, se utiliza principalmente para cubrir a las personas que dependen de ti. En caso de que tú faltes, el seguro pagará la totalidad del préstamo sin dejar deudas a tus seres queridos.

El precio de los seguros es muy variable. Dependiendo de la cobertura del seguro y de tu situación económica y estabilidad laboral puede ser más caro o más barato.

Siempre pregunta si es obligatorio la contratación de algún seguro y en caso afirmativa solicita que antes de la contratación del préstamo te hagan una simulación real de cuál sería el coste total del préstamo con la prima del seguro añadida.

- Domiciliación de nómina y/o recibos: Parecido al anterior caso, es una de las condiciones más habituales. Si es obligatorio domiciliar la nómina en el banco al que solicitas el crédito es importante que sepas si la cuenta nómina tiene comisiones o no. 

También ten presente que al domiciliar la nómina puedes estar obligado a contratar una tarjeta de crédito y, por supuesto, con sus costes como la cuota anual.

En el tema de los recibos, ningún banco te cobrará por domiciliarlos pero tienes que calcular el dinero que dejas de ganar por no tener los recibos domiciliados en otra entidad que por ejemplo tenga un porcentaje de devolución de recibos, como Banco Sabadell.

- La tarjeta de crédito: En ocasiones te pueden pedir como condición para que te concedan el préstamo que también contrates una tarjeta de crédito y que hagas un mínimo de compras anuales con ella.

Si es el caso, entérate bien de los posibles costes de la tarjeta de crédito que pueden ser:

- Cuota de emisión.

- Cuanto de renovación.

- Tipo de interés que aplica en las compras por pago aplazado.

- Las comisiones del préstamo: Un préstamo es habitual que tenga una serie de comisiones y es muy importante que las conozcas para intentar negociar con la entidad su eliminación o al menos una rebaja. Estas comisiones son:

- Comisión de estudio.

- Comisión de apertura.

- Comisión de amortización parcial.

- Comisión de cancelación anticipada.

Cada vez es menor común que apliquen la comisión de estudio y las más caras son las de amortización parcial y de cancelación anticipada.

En este punto es muy importante que no dejes que añadan las comisiones a la cantidad total del préstamo, ya que los intereses también se aplicarán sobre las comisiones, no solo sobre la cantidad solicitada.

Conociendo donde pueden estar los gastos de un préstamo personal y sus costes ocultos es más sencillo que puedas evitarlos y contrates un préstamo más barato.

Recuerda que puedes utilizar ProAhorro.com para encontrar las mejores ofertas en productos de financiación, ya sea desde préstamos rápidos hasta tarjetas de crédito.

De esta manera de un solo vistazo puedes elegir el préstamo personal que mejor te convenga sin miedo a contratar un producto que vacíe tu bolsillo o resulte perjudicial para tu economía doméstica.

Las tablas comparativas de ProAhorro.com te ofrecen toda la información de manera muy clara, indicando los puntos más importantes de cada préstamo, aquellas características sobre las que tienes que tener más cuidado y destacando los gastos de un préstamo personal.