El tiempo vuela y ya tenemos ante nosotros la declaración de la renta correspondiente al 2018. Una buena noticia para algunos que son conscientes de que la Agencia Tributaria les devolverá, mientras que otros (muchos) le dispensan una acogida bastante fría. No en vano, es muy posible que les toque devolver dinero y que, por lo tanto, tengan que fraccionar incluso su pago pues la mayoría de economías no están para muchos sustos. 

En cualquier caso, en nuestro comparador de préstamos y cuentas online vamos a analizar las principales novedades al respecto. Pues hay un buen puñado y seguro que os interesa indagar en ellas para que no se os escape nada llegado el gran día de su presentación. 

  • Las deducciones por maternidad y paternidad ya no tributan. Como cabía de esperar, dichas prestaciones están exentas. Por lo tanto, se acabó pagar impuestos por ellas.
  • Aumentan las deducciones por familia numerosa. Parece que, por fin, se escucha una vieja reivindicación de este sector que consideraba que el Estado no ayudaba a estas prolíficas familias. Así, desde el 5 de julio de 2018 el importe de la deducción por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo aumenta  hasta 600 € anuales por hijo. También en el caso de que el cónyuge sea una persona con discapacidad y con ingresos anuales inferiores a 8.000 euros, también tendría derecho a una deducción de hasta 1.200 euros. Sin embargo, solo se tendría derecho a estas bonificaciones desde agosto (fecha de su entrada en vigor) hasta diciembre.
  • Si has ganado un premio de lotería, no tendrás que abonar nada por los 10.000 primeros euros en la renta 2018. Ese límite se amplía hasta los 20.000 euros en la renta 2019 y hasta los 40.000 en la renta 2020.
  • Las cuotas a los colegios concertados ya no se pueden deducir. Olvídate de esta artimaña. Hasta ahora se equiparaban a las contribuciones que se efectúan a las ONG, pero esto ya no es posible. Lo cierto es que esta práctica era posible porque una gran parte de colegios concertados emplean el modelo de las donaciones a fundaciones para las cuotas que los padres abonan. Pero es obvio que no se trata de una donación y así lo consideró en febrero del mes pasado la titular de Hacienda, María Jesús Montero.
  • Si eres un inversor que apuesta por las nuevas empresas, felicidades, pues tu gesto, además de animar el tejido empresarial español, tendrá una deducción del 30 %. Antes se situaba en el 20 %.
  • Las rentas obtenidas en Ceuta y Melilla disfrutan de una deducción del 60 %. Anteriormente eran del 50 %.
  • Ya no es posible solicitar la "predeclaración" de la renta en papel, aunque todavía será factible que el contribuyente imprima la vista previa de su borrador si desea comprobarlo en papel, pues aún resisten muchos aficionados a este soporte.

Anota el 2 de abril

Dicho todo esto, seguro que a más de uno le ha entrado las ganas de empezar a tramitar cuanto antes la dichosa declaración para quitarse un peso de encima. Así, has de saber que desde el 15 de marzo puedes descargar la nueva app de Hacienda y obtener tus datos fiscales. Aunque habrás de contener las ganas de presentar la declaración, pues hasta el 2 de abril no será factible. 

En concreto, a partir de esa fecha podrás pedir tu borrador de la renta, modificarlo y presentar tu declaración de IRPF a través de Renta Web. Una vez más, y si te convenció el año pasado, podrás hacer uso del servicio ‘Le Llamamos’ para que Hacienda te ayude por teléfono a confeccionar tu declaración de IRPF 2018.Puedes concertar cita previa, a partir del 1 de abril, por internet y en los siguientes números de teléfono: 901 12 12 24 / 91 535 73 26 o 901 22 33 44 / 91 553 00 71.

En el caso de que optes por la presentación presencial en entidades colaboradoras, comunidades autónomas y oficinas de la AEAT de la declaración anual de Renta 2018 deberás aguardar hasta el 14 de mayo.

Y ya sabes, el 1 de julio acaba el plazo. Por lo tanto, para esa fecha tendrás que tenerlo todo correctamente tramitado, de lo contrario te expones a una posible multa. De todas maneras, si te despistas con las fechas, siempre puedes presentarla fuera de plazo sin que sea preciso de ningún trámite especial.

Pero ten presente que a la Agencia Tributaria no se les escapan los intereses. Así, en el caso de que tengas que ingresar como resultado de la declaración tardía, se aplica un recargo sobre el importe de la autoliquidación. Todo dependerá del tiempo que haya transcurrido desde que el plazo expiró:

  • Hasta los 3 meses: se aplica un 5 % de recargo, sin intereses de demora ni sanción.
  • Entre los 3 y 6 meses siguientes: un porcentaje del 10 %, sin intereses de demora ni sanción.
  • Entre los 6 y 12 meses siguientes: se aplica un 15 %. Tampoco se aplican intereses de demora ni sanción.
  • Pasado un año, se aplica el 20 % y sí que se cobrarían intereses de demora, pero no habría multa.

En definitiva, permanece ojo avizor para que no se te escapen las fechas y puedas tener ultimada tu declaración cuanto antes. ¡Suerte a todos los contribuyentes!