Comprar un coche, ya sea un coche nuevo, de segunda mano, de kilómetro cero o de ocasión es una compra importante que suele requerir que contrates un crédito para poderte hacer con el coche que quieres ya que es realmente difícil tener ahorrado en tu cuenta la cantidad necesaria para pagar el automóvil sin necesidad de financiación y menos en los tiempos que corren.

Comprar un coche no es sencillo. Visitas concesionarios, realizar comparativas, preguntas a familiares y amigos, lleva tiempo y luego está la decisión de elegir el mejor crédito para comprar coche.

Un crédito enfocado a la compra de un coche debe cumplir una serie de importantes características que iremos viendo a lo largo del artículo y que te ayudarán a hacer algo más llevadera esta decisión.

Los créditos para comprar coche más interesantes

Con la crisis la compraventa de coches descendió dramáticamente y aunque en los últimos meses ha repuntado algo sigue estando muy baja en comparación a los niveles que alcanzó en 2007-2008.

Esto ha provocado que existan buenos productos de financiación, sobre todo lanzados por las financieras de los concesionarios para ayudar al comprador y aumentar las ventas.

Además existe un momento más adecuado para comprar un coche y éste momento es precisamente a finales de año.

La razón es los concesionarios tienen unos objetivos de venta de automóviles que cumplir todos los años y si se va acercando el final de año y no han alcanzado su cupo suelen preferir rebajar y mejorar las condiciones de los créditos para comprar coche y así mejorar las ventas y lograr el objetivo.

Después de estas consideraciones generales vamos a ver unos consejos más concretos para que contrates un buen crédito que no desequilibre tu presupuesto mensual.

- Establece una cantidad máxima para gastar: Para no volverte loco y que no caigas en la tentación de gastar de más tanto en el coche como en su equipamiento es mejor que te pongas un límite de gasto y no lo superes bajo ninguna circunstancia.

Es importante que sea una cantidad realista, según el coche que quieras comprar, y también que este en línea con tu situación financiera.

- Cuidado con los gastos extra: No te olvides que además de la propia compra del coche también tendrás otros gastos adicionales y no precisamente pequeños. Te hablo del impuesto de circulación o el impuesto de matriculación.

Ten este tipo de gastos extra muy en cuenta a la hora de solicitar el crédito para comprar coche.

- Conoce otras formas de adquirir un coche: En el mercado existen otros formas de tener un coche que no conllevan su compra. Ya lo vimos cuando hablamos de
los principales métodos alternativos de financiación para empresas
 que también pueden ser utilizados por particulares, te hablo del renting y el leasing. Échale un vistazo al artículo que te enlazo para tener más información sobre estos temas.

- Plazos corto de tiempo: Si vas a solicitar un crédito para comprar coche lo mejor es que sea con un plazo lo más corto posible.

La razón es que con plazos pequeños de tiempo pagarás menos intereses aunque la contrapartida es que la cuota mensual a pagar es mayor.

Sin embargo si te puedes permitir pagar este mayor cuota te saldrá mejor que elegir un plazo de tiempo más largo. Tu bolsillo te lo agradecerá.

Solicitar el crédito para tu coche en el concesionario

Como te comentaba, debido a la situación económica actual y a las pocas ventas es posible que en estos momentos sea mejor solicitar el crédito para comprar coche en el concesionario que en ningún otro sitio.

Fíjate los datos que aporta la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, en 2007 solamente el 30% de los créditos concedidos para comprar coche lo daban los concesionarios, en la actualidad esa cantidad ha subido a más del 60%.

¿Pero qué ventajas tiene la financiera del concesionario frente al banco?

Principalmente son 3 sus ventajas:

  • Facilidad.
  • Comodidad.
  • Rapidez.

Si contratas el crédito con el concesionario no tendrás que buscar, comparar e investigar entre los créditos para comprar coche de los bancos con el ahorro de tiempo que eso conlleva.

Por otra parte, el tipo de interés actual que aplican las financieras de los concesionarios suele ser más bajo, para aumentar las ventas tanto por la crisis como por estar a finales de año.

Además es bastante habitual que el concesionario acepte tu coche usado y te rebaje las condiciones del crédito. Es cierto que obtendrás menos dinero que si lo vendieras por tu cuenta pero las mejoras en el crédito lo pueden compensar.

Solicitar el crédito para tu coche en el banco

Sin embargo también solicitar el crédito en el concesionario tiene sus desventajas como vamos a ver a continuación.

El principal es que debido a las mayores facilidades para concederte el crédito los concesionarios exigen que contrates un seguro de vida y/o un seguro de protección de pagos.

El coste de ambos seguros se suma a la cantidad financiada por lo que se le aplicarán los intereses del crédito lo que aumenta el coste del mismo.

Otra desventaja es que los concesionarios no financian la compra de coches con un valor inferior a los 6.000€, por lo que si tu coche es de menor valor, tendrás que ir al banco.

También es bastante habitual que la financiera del concesionario exija que inscribas el coche en el Registro de Bienes Muebles. ¿Y qué tiene esto de malo? Puedes que no puedes venderlo hasta que no pagues todo el préstamo.

Como ves no es oro todo lo que reluce a la hora de solicitar un crédito para comprar coche en un concesionario y también los bancos tienen sus ventajas.

Como ocurre casi siempre, dependiendo del coche que quieras comprar y de tus necesidades y situación económica te interesará una u otra opción.

Si tienes alguna duda o quieres ampliar la información en ProAhorro.com estaremos encantados de ayudarte a que elijas el mejor crédito para comprar coche posible.