¿Llegas justo a fin de mes? Pues es posible, pues pasar apuros para rematar la mensualidad es algo que le sucede a prácticamente la mitad de la ciudadanía española. En concreto, un 48 % de españoles afirma tener los ingresos "justos", según recoge una encuesta elaborada por Simple Lógica cofinanciada por la Comisión Europea.

Los resultados son bastante similares a los del año pasado cuando un 46 % de la población reconocía pasar ciertas dificultades para culminar el mes. 

Sin embargo, este sector de la población, a pesar de que anda apurado económicamente y no vive precisamente en la bonanza, se encuentra en mucha mejor posición que el 15 % de los encuestados españoles que se ve abocado a tirar de los ahorros o endeudarse para poder salir adelante en su día a día. 

Más afortunados son aquellos que logran ahorrar, aunque sea un poco. Así, en esta situación hallamos a un 35 % de la población, mientras que un 1 % asegura que su situación actual le permite ahorrar no poco, sino mucho.

De la citada encuesta también se desprenden datos que muchos juzgarán bastante evidentes y es que aquellos con nóminas más bajas son los consumidores habituales del crédito y del endeudamiento. De hecho, nos topamos con un 7 % de españoles cuyos ingresos  aquellos no superan los 1.000 euros al mes, y que deciden suplir esa falta de recursos solicitando créditos. Aún así, también es posible encontrar personas con alto nivel de renta que acude al endeudamiento (un 3 %).

Resulta curioso que también los más pudientes (con ingresos que superan los 2.500 euros mensuales) reconocen padecer ciertas penurias al término del mes (un 25 %).

¿Es un mal momento para ahorrar?

Llegado el nuevo año, la meta del ahorro es un propósito que muchos tienen en mente. No obstante, parece que únicamente un 33 % considera que estamos en un buen momento para ahorrar. El año pasado, eran más los optimistas, pues hallábamos a un 39 % de la población que sí que creía que la tesitura era propicia para el ahorro.

Lo cierto es que el 64 % de la población juzga que las cosas no pintan bien para los ahorradores. 

Los menos ahorradores de Europa

Si nos ponemos a observar a nuestro vecindario, veremos que los españoles somos colistas en este tema. Así, España va muy rezagado en este menester con respecto al resto de países de la OCDE en términos de ahorro privado. La cuestión no es baladí, pues estamos ante un factor que eleva nuestros riesgos en el plano macroeconómico.

Uno de las posibles explicaciones que barajan los expertos para explicar estos malos resultados es la escasa formación financiera de la ciudadanía española que, en muchas ocasiones, brilla por su ausencia.

De hecho, a juicio del presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), Jesús Sanmartín, en España tenemos un problema porque la gente ahorra en bienes inmuebles. Tampoco la legislación española contempla incentivos para los ahorradores. 

En nuestro país se presta mucha importancia al efectivo y a los depósitos y muy poca  a los seguros y los planes de pensiones. Estos últimos gozan de gran interés entre los ciudadanos de la zona del euro, con un 29 %, mientras que en España no pasamos del 15 %.

¿Cómo empezamos a cambiar la tendencia?

Pues en primer lugar quizás necesitemos alfabetizarnos. Sí, porque si desconocemos todo o mucho sobre las finanzas o la economía nos costará un poco más sacar adelante las cuentas o saber elegir el mejor producto para invertir nuestro dinero. 

Para acabar con este deficitario conocimiento de las finanzas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Fondo Monetario Internacional, la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO) y la Comisión Europea, entre otras instituciones, recomendaron hace unos cuantos años a todos sus miembros el impulso de programas de formación financiera dirigidos a toda la población o a determinados segmentos de la misma. 

Este compromiso se ha cristalizado en diversas iniciativas por parte de España. Una de ellas es el portal Finanzasparatodos.es, puesto en marcha por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) junto con el Banco de España donde no nos faltarán los recursos para poner en forma nuestros conocimientos en finanzas.

Cabe resaltar que por delante tenemos un ingente camino como demuestra el resultado obtenido en España en la evaluación de competencia financiera en PISA 2012 que fue de 484, mientras que la media de la OCDE se situó en los 500 puntos.   

No parecen tener muchos problemas al respecto países como Shanghái‐China (603) y Flandes‐ Bélgica (541). Tampoco Estonia (529), Australia (526) y Nueva Zelanda (520) con puntuaciones sin diferencias significativas entre ellos y por encima del promedio OCDE.

Quizás de esta manera logremos revertir ciertas conductas muy asimiladas en nuestro ADN. "Los fondos tienen la mejor fiscalidad y no lo aprovechamos. La gente hace un análisis para ahorrase 3 euros en cambiar una rueda del coche, pero cuando se trata de su dinero, le endosan un fondo garantizado, firma y se olvida", explica el experto Antonio Banda.

En Proahorro estamos atentos a todo esto. Además, os recordamos que contamos con un diccionario financiero y muchos recursos que están a vuestra entera disposición y con los que pretendemos ayudaros a ahorrar.