Se denomina comúnmente “minicrédito” a aquellos préstamos de importes bajos (menos de 1000 euros) y un plazo de devolución de 30 días máximo. Es decir, son productos financieros rápidos, ágiles y sin procesos burocráticos ideal para situaciones puntuales de falta de liquidez.

Su funcionamiento además es muy sencillo

Porque es el propio usuario el que decide al momento el importe y el plazo de amortización. Además, gracias a los simuladores virtuales disponibles en Internet, es posible conocer exactamente cuánto se va a pagar por la solicitud del préstamo. Para acceder a estos productos financieros lo podemos hacer mediante el comparador de ProAhorro donde introduciremos las características del minicrédito que queremos solicitar y tras las recomendaciones de los que más se ajustan a las necesidades de cada usuario, se elige la empresa más adecuada y se comienza el proceso de solicitud mediante la cumplimentación de un formulario. La respuesta a esta solicitud no se suele demorar más de 48 horas y en caso afirmativo, se recibe el importe solicitado en unas horas.

Este producto es característico sobre todo en épocas de crisis donde las entidades bancarias tradicionales no proporcionan muchos préstamos y son más las trabas impuestas.

Por lo tanto, sus principales características son su rapidez en los trámites e ingreso en cuenta bancaria, su precio que no son tan caros teniendo en cuenta el servicio que realizan y la información en todo momento sobre sus condiciones y lo que costará el préstamo solicitado.

Los expertos concluyen con que los minicréditos son muy útiles especialmente para momentos puntuales de necesidad y como alternativa a la vía de financiación habitual lo cual no quiere decir que sea recomendable su solicitud de forma habitual pero sí de forma concreta.

En cualquiera de los casos, en ProAhorro podrás encontrar todos los minicréditos que mejor se adaptan a tus necesidades económicas gracias al comparador de última tecnología que filtra en segundos las características de todas las empresas concesoras de estos productos financieros.