Llega la Navidad, pero también el frío irrumpe en nuestros hogares y parece que el dinero –cuando encendemos la calefacción– se nos escapa por la ventana. Por lo tanto, en nuestro comparador de préstamos online nos hemos propuesto brindaros una nueva remesa de consejos para poder ahorrar al máximo en estos tiempos tan frioleros.

Lo cierto es que es en estas fechas cuando más nos apetece sentir el calor del hogar y si no dispones de una chimenea de biomasa en casa, habrá que tener especial cuidado con las facturas de la luz o del gas, pues luego llega la temida factura.

Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, organismo perteneciente al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, un hogar español consume 10.521 KWh al año. Para colmo, casi la mitad de ese consumo se invierte en calefacción. 

Por lo tanto, no es nada baladí y deberíamos tomarnos muy en serio este asunto.

¿Quieres saber cómo ahorrar sin renunciar al calor de tu calefacción? Pues vamos a verlo, aunque cuando veas que una factura se te desmadra, siempre puedes recurrir de manera puntual a los préstamos online y salir airoso de ese trance.

  • Pon alfombras en tu casa. De hecho, las alfombras impiden que se escape el calor por el suelo y, además, nos sentimos más resguardados del frío.
  • Purgar los radiadores. Esta tarea debería formar parte de nuestra rutina otoñal. No en vano, ese líquido acumulado impide que los radiadores funcionen correctamente. Solo es preciso un destornillador plano y un recipiente para volcar el agua que salga de éstos. Por cierto, cuando realices esta pequeña maniobra, ten cuidado de no abrir excesivamente el purgador, pues saldría agua a raudales.
  • Mantener una temperatura constante. En este sentido, debemos evitar los cambios bruscos como subir de repente la temperatura. Más vale que te cuides de hacerlo pues también estarás elevando el consumo.
  • No encender la calefacción cuando dormimos o no estamos en casa. Es obvio que en la primera de estas situaciones resulta incluso contraproducente descansar con la calefacción puesta, pues seguramente a lo largo de la noche pasaremos incluso calor e incluso perjudicaremos la calidad de nuestro sueño.
  • Procura que las ventanas cierren de manera hermética. Si tus ventanas están viejas o ya no cierran correctamente, harías bien en reemplazarlas o arreglarlas a la mayor brevedad posible, pues seguramente el calor se esté perdiendo por las ranuras. Si es de noche, una buena opción es bajar las persianas.
  • ¡Cuelga unas cortinas! Este consejo no es meramente estético, pues las cortinas te ayudan a preservar el calor de tu hogar.
  • Tampoco cubras los radiadores con ropa que pretendas secar. No en vano, esta práctica redunda en un mayor consumo de energía y en una pérdida de calor.
  • Vivimos en un país que disfruta de muchas horas de sol al año. Por lo tanto, dale la bienvenida a los rayos de sol que entren por tu ventana. Te pueden ayudar, –no sabes hasta qué punto– a caldear tu casa, de modo que opta por reservar tu calefacción para una mejor ocasión.
  • Resulta aconsejable no sobrepasar los 21º C por el día. Si te excedes de esa temperatura, generarás sequedad en las vías respiratorias y en la piel. Además de unos incómodos contrastes entre el exterior y el interior de tu hogar que solo propician resfriados y malestar. Para colmo, el gasto en calefacción aumenta un 7 %  por cada grado adicional. Así que refrena los caballos.
  • Ve abrigadito por casa. No te decimos que te pongas el abrigo y los guantes, pero sí que vayas mínimamente vestido – como un jersey o sudadera– y no te empeñes en pasear con una camisa fina para luego abalanzarte sobre el termostato para poner la casa a 24 º.
  • ¡Lee libros o, por lo menos, cómprate una buena estantería y llénala de novelas! Este último consejo te puede resultar gracioso, pero el papel es un estupendo aislante. De modo que si te gusta la lectura, no olvides llenar tus paredes de librerías. Te darán mucho calor.

Préstamos online para pagar la factura de la calefacción

Esperamos que sigas a pies juntillas todos nuestros consejos, pero si a pesar de tus empeños no consigues enderezar el rumbo de esa factura de la luz o del gas, no te preocupes pues tenemos pequeñas soluciones online muy rápidas y sencillas. 

En este sentido, en nuestro comparador encontrarás un variado elenco de préstamos online que puedes solicitar en cualquier momento y lugar siempre que te veas acuciado por una necesidad de dinero.

Eso sí, te recordamos las condiciones para solicitar un préstamo online:

  1. El solicitante debe tener entre 18 y 75 años –aunque algunas empresas como ‘Qué bueno’ hablan de 85 años–.
  2. Contar con una cuenta bancaria donde se puede hacer el ingreso del dinero solicitado.
  3. DNI/NIE

Por suerte, los trámites para obtener este préstamo online se sustancian sin preguntas y de una manera rápida y sencilla a través de internet. No en vano, en tan solo 15 minutos podrás saber si te ha concedido el crédito rápido.

Por supuesto, procura que tu sistema de calefacción sea, además de eficiente, de los más económico. En caso de que no sea así, sopesa pasarte a una calefacción más amigable con tu bolsillo y con el planeta como las calderas y estufas de biomasa. Toda una inversión que calienta y que, además, se lleva de maravilla con nuestros ahorros.

Desde nuestro comparador de préstamos online esperamos que la factura de la luz o el gas se reduzca considerablemente con estos consejos de ahorro.