¿Vas a solicitar un préstamo hipotecario? Pues no te pierdas este artículo donde os contamos todos los aspectos que debéis conocer ya que ésta es una de las decisiones financieras más importantes de la vida.

En primer lugar, la duración del mismo que es el factor clave puesto que determinará la cantidad de dinero a pagar cada mensualidad. Éste puede ser muy flexible aunque la media va en torno a los 20 - 40 años. Para calcular la duración del préstamo hipotecario hay que conocer por lo tanto la capacidad real de endeudamiento o lo que es lo mismo, hasta qué punto se puede soportar con los ingresos para realizar con pagos fijos mensuales.

Obviamente lo más recomendable es reducir al máximo este tiempo de devolución para pagar menos intereses.

Por otro lado, debemos diferenciar también lo que significa el término “préstamo” y el término “hipoteca”. El préstamo es la cantidad que proporciona la entidad bancaria para adquirir la vivienda donde figuran todas las condiciones mientras que la hipoteca es el valor, es decir el inmueble que se utiliza como aval para que en el caso de que no se realicen los pagos correspondientes, el banco pueda traspasarlo a su propiedad. Es en realidad la garantía de que la entidad bancaria va a ver saldada su deuda. También hay que conocer que en ocasiones un préstamo hipotecario puede ir ligado a una hipoteca o a varias.

Si nos vamos al tipo de modalidades de préstamos hipotecarios nos encontramos con los que son de tipo de interés fijo, es decir, la cuota a pagar será siempre la misma, los que tienen un tipo de interés variable, es decir, la cuota se calcula en función del mercado actual y de indicadores como el Euribor; y por último, los que tienen un tipo de interés mixto que tienen un período de cuota fija y otro de variable.

Y ahora que ya conoces todos los detalles sobre la contratación de un crédito hipotecario, no te pierdas cada semana los artículos que publicamos en el blog oficial de ProAhorro sobre consejos y noticias financieras muy útiles para todos.