¿Estás en una lista de morosos como RAI o ASNEF y necesitas un préstamo para salir de ella? En la actualidad son muchas las personas que se encuentran en esta situación en la que, a pesar de solicitar créditos hipotecarios o préstamos personales para saldar su deuda, éstos son denegados precisamente por estar incluidos en este tipo de listas.

Y es que lo primero que realizan las entidades financieras al atender una petición de préstamo o reunificación de deudas es comprobar si el nombre del solicitante aparece en la base de datos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, ASNEF o en el Registro de Aceptaciones de Impagados, RAI. 

Por suerte, existen algunas financieras independientes que conceden préstamos hipotecarios de capital privado para que el cliente pague sus deudas y logre salir de estas listas que les impiden realizar muchos tipos de transacciones económicas. Como requisitos solicitan avales, garantías hipotecarias o seguros de protección de pagos para asegurarse el pago de la deuda y como es de esperar, unos intereses más altos.

Una vez fuera que el cliente ha logrado salir de los registros de impagados, puede volver a acceder al sistema crediticio tradicional.

Algunas de las empresas que otorgan estas soluciones financieras son:

  • Zaimo: ofrece hasta 1500 euros para el pago de deudas anteriores. Las características que tiene son: Importe máximo: 1.500 €, aunque a los clientes antiguos se les concederá más crédito: plazo máximo: 12 cuotas, tipo de interés: oscila entre el 5% y el 12%, amortización anticipada: sin coste, transferencia en 15 minutos, operativo 24 horas al día, 7 días a la semana y 100 % online.
  • ViaSMS: ofrece hasta 300 euros. El tiempo de devolución varía entre los 7 y los 30 días, y permite devolver el dinero prestado por transferencia bancaria o en efectivo mediante ventanilla de algunos de los bancos con los que trabajan habitualmente.
  • Cashper: otorga hasta 500 euros. Destaca porque apenas establece requisitos, de hecho, no es necesario que el cliente disponga de nómina para solicitarlo, con tener una pensión o estar cobrando la prestación por desempleo es suficiente.

De esta forma, existen soluciones de financiación para aquellas personas que necesitan salir con rapidez de los registros de morosos y que puede consultar directamente en ProAhorro.