Hoy queremos resolver una de las dudas más comunes que recibimos a través de nuestro foro que trata de saber qué tipo de información debe conocer el usuario antes de contratar una tarjeta de crédito para evitar llevarnos sorpresas desagradables.

Pues bien, los expertos recomiendan que como mínimo y de forma imprescindible conozcamos con todo detalle:

  • El tipo de interés: en el caso de querer solicitar crédito a través de la tarjeta debemos saber el tipo de interés que pagaremos por usar ese dinero por adelantado. Éste puede ser fijo o variable.
  • La modalidad de pago: no es más que la forma de devolver ese dinero que la entidad nos ha anticipado. Ésta puede ser a final de mes o pago aplazado mediante el pago de una cuota fija o un porcentaje. Es importante conocer la fecha de vencimiento que nos dan para no caer en el error de pasar la fecha límite y que nos cobren aún más comisiones.
  • El límite del crédito: normalmente todas las tarjetas tienen un importa máximo  para realizar compras y deberemos saber cuál es.
  • Las cuotas anuales y las cuotas de aplazamiento de pagos: en el contrato que se firma cuando se adquiere la tarjeta de crédito vienen estos datos y debe estar claro cuál es su coste o si son gratuitos.
  • Productos asociados: a las tarjetas de créditos vienen una serie de productos de los que podemos disfrutar como seguro de viaje, de vida, de asistencia en carretera… pero siempre debemos saber si son gratuitos o entrañan costes añadidos.

Dicho todo esto, debemos decir que las tarjetas de crédito han sido uno de los productos financieros que han revolucionado el mercado desde su creación gracias a su comodidad y la seguridad que proporcionan como medio de pago, de hecho, es la forma de pago más habitual en Internet. Nosotros desde ProAhorro siempre recomendamos hacer de ella un uso responsable ya que al permitir pagar en cualquier lugar sin necesidad de llevar efectivo puede que nuestras compras se disparen.