Reclamar los gastos de una hipoteca puede resultar abrumador en un principio. Sin embargo, como verás en este artículo, no es tan fiero el león como lo pintan. Así, aunque hasta hace tan solo unos escasos años esta tarea podía ser de farragosa y casi imposible, el asunto se ha simplificado bastante a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo (TS) que  establece que son nulas las cláusulas de los contratos hipotecarios que obligan a los consumidores a pagar todos los gastos de constitución de hipotecas.

No obstante, a pesar de que esta hipoteca nos da toda la razón como consumidores, es cierto que los bancos no acceden de manera automática a devolvernos todo el dinero. De hecho, debemos solicitarlo nosotros mismos.

Pero ¿qué gastos hipotecarios se pueden reclamar? Pues ten presente los siguientes aspectos.

  • La factura de la notaría correspondiente a la Escritura de Préstamo Hipotecario.
  • Gastos de tasación de la vivienda.
  • Factura del registro de la propiedad debido a la inscripción de la Hipoteca.
  • Gastos de la gestoría, aunque solo si ha sido el banco el que ha solicitado su intervención. De modo que si ha sido decisión nuestra, no podemos repercutirlos a la entidad bancaria.

¿Qué necesitas para reclamar los gastos hipotecarios?

Dicho todo esto, es probable que nos hagamos las siguientes preguntas: ¿qué documentos necesito? ¿Hay un plazo para ello? 

Por supuesto, existen ciertos documentos imprescindibles y sin ellos no podremos llevar adelante nuestra solicitud. En concreto, ve preparando los siguientes papeles. Seguramente los tendrás a buen recaudo y no tendrás problemas para localizarlos.

  • Copia de la escritura del préstamo hipotecario. El banco suele aportar una copia tras realizar la inscripción de la escritura. Si a pesar de haber removido cielo y tierra, sigues sin encontrarla, puedes acudir a la notaría donde firmaste el préstamo hipotecario para solicitar una copia.
  • Facturas de notaría, registro, gestoría. De todas ellas solemos tener una copia. Si tampoco guardas una en casa, que no cunda el pánico. Puedes pedir una en estos lugares.

¿Cómo puedes reclamar los gastos de la hipoteca?

En primer lugar podemos optar por una simple reclamación extrajudicial de estos gastos. Es decir, simplemente acudiendo al banco y solicitando su devolución de la forma que ellos nos indiquen, valdría para poner en marcha el trámite para su retorno. De estos extremos suele ocuparse el Servicio de Atención al Cliente. 

Aunque no es necesario el requisito de abogado, sí que es recomendable que la redacción de la solicitud esté bien fundamentada.  “Una reclamación extrajudicial mal planteada no supone un problema legal, pero sí la necesidad de realizar otra nueva y perder un tiempo importante”, comentan desde la web del despacho de Lus & Lex. 

Sin embargo, es posible que surjan problemas y que la entidad se cierre en banda a esta posibilidad. En el caso de que suceda esto y, si a pesar de nuestras constante insistencia, seguimos con una respuesta nula, deberíamos sopesar la vía judicial. 

Lo habitual es aguardar un plazo de dos meses a su respuesta antes de entablar la vía legal. Lo cierto es que en los últimos años han proliferado los despachos de abogados especializados en este tipo de litigios y que por un precio más o menos razonable pueden representar nuestros intereses en esta vía. Si echas un vistazo a internet, verás que no te faltarán candidatos para ello.

¿Qué pasa si la hipoteca está ya cancelada? 

No creas que el mero hecho de que la hipoteca se encuentre ya cancelada te hace perder tu derecho a reclamar la devolución de los gastos hipotecarios. Así, todo el mundo que tenga o haya tenido un préstamo hipotecario puede reclamarlos. “Tanto si tu hipoteca está activa, como si has vendido tu casa o si has realizado novaciones sobre el préstamo inicial, puedes reclamar los gastos”, explican en el despacho de Arriaga Asociados.

En cualquier caso, existen una serie de supuestos especiales que no pueden acogerse a esta demanda. Por lo tanto, toma nota de ellos:

  • Aquellos compradores que se subrogaron en el préstamo hipotecario de una constructora o un promotora inmobiliaria. 
  • Los que adquirieron un préstamo hipotecario para la adquisición de un bien distinto a una vivienda. 
  • Las empresas que suscribieron un préstamo hipotecario ya que no se encuentran amparados por el derecho de consumo.

¿Existe una fecha límite para reclamar los gastos de formalización de hipoteca?

Todo apunta a que este derecho no prescribe y que, por lo tanto, no hay un plazo para reclamar los gastos de formalización de la hipoteca. Pero al respecto existe disparidad de criterios, pues ciertas  corrientes doctrinales aseguran que el plazo para reclamar es de cuatro años a contar desde el día siguiente a la fecha de la Sentencia del Tribunal Supremo. Por su parte, para aquéllas que hayan sido totalmente abonadas, únicamente si su pago se hizo dentro del plazo de los 4 años anteriores al 23 de diciembre de 2015.

En cualquier caso, parece evidente que no hay que dormirse en los laureles y debes tramitar cuanto antes su solicitud.