Quizás a estas alturas del año estés pensando en cómo ahorrar para comprar un coche. No en vano, nos hallamos a las puertas de las vacaciones y muchos se han dado cuenta de que su actual vehículo no está para demasiados trotes y que necesitan con urgencia renovarlo. Lo cierto es que no siempre resulta fácil conseguir ese dinero y las cuentas tampoco nos salen.

Por este motivo, hemos preparado este artículo donde os proporcionamos los mejores consejos para conseguir amasar un pequeño capital destinado a este fin.

Ten presente que para decidirte a comprar un vehículo antes necesitas tener ahorrado al menos un 20 % del valor del coche. De lo contrario, si no tienes para pagar la entrada, no podrás efectuar la compra.

En ocasiones, es posible encontrar promociones puntuales de fabricantes que ofrecen financiaciones sin interés. Una tentadora manera de decidirnos por la compra, pero que –desafortunadamente– no suele ser muy común. Otra fórmula habitual es la financiación de vehículos sin entrada, que te permite disponer del coche inmediatamente, aunque con la contrapartida de unas unas cuotas mensuales mucho más altas. 

Asimismo, te invitamos a desconfiar del descuento sobre el precio de venta que te ofrecen ciertos concesionarios si optar por financiar con ellos la compra. Es posible que haya gato encerrado; es decir, que los intereses sean considerables.

¿Quieres saber cómo ahorrar para comprar un coche?

Permanece atento pues hemos recopilado para ti los mejores consejos. En nuestro comparador de préstamos estamos seguros de que si los sigues, podrás conseguir comprar tu ansiado coche a un precio envidiable:

  • Crea una cuenta ahorro remunerada donde mensualmente vayas destinando parte de los ahorros necesarios para comprar tu coche nuevo. Ten presente que existen cuentas concebidas especialmente para llevar adelante este tipo de metas. Solo es preciso que te marques un objetivo de ahorro, una fecha en la que deseas adquirir tu coche y planificar los ingresos.
  • Infórmate de la existencia de ayudas y subvenciones como el Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE). Con él se busca impulsar la renovación del parque automovilístico español a la par que mejorar la eficiencia, la seguridad y reducir las emisiones de CO2. También existe un plan concebido específicamente para los vehículos eléctricos e híbridos (Programa MOVES).
  • ¿Y si tienes que sacar un préstamo? Los expertos recomiendan no solicitar préstamos que rebasen los cuatro años debería ser el máximo ya que ello implicaría un mayor pago de intereses. Por lo tanto, conviene ceñirse a ese plazo de tiempo y no superarlo.
  • A la hora de decidir qué clase de coche necesitas, no te dejes llevar por el impulso del momento, ni tampoco seas caprichoso. Es cierto que en ocasiones nos dejamos embaucar por la estética de un coche en particular que nada tiene que ver con lo que realmente necesitamos. Recuerda, además, que un vehículo se adquiere por un largo periodo de tiempo. Por lo tanto, piensa para qué lo vas a usar, cuáles serán tus necesidades de aquí a unos años y así no meterás la pata con una compra inadecuada. Por ejemplo, es probable que ahora no tengas hijos, pero quizás más adelante sí y ese vehículo que ahora se te antoja no te sirva para mucho.
  • Ciertas épocas del año resultan más adecuadas que otras a la hora de valorar la compra de un nuevo vehículo. Estas de suerte. Según las estadísticas en pleno verano existen más probabilidades de pescar un buen precio ya que estamos hablando de un periodo del año en el que la demanda escasea y el sector busca atraer clientela con el reclamo de las ofertas.
  • Prueba el coche. Sí, condúcelo antes de comprarlo. No serías ni el primero ni el último que tras probar el coche se percata de que la experiencia de conducirlo no ha sido de su agrado. Ten presente que los gustos difieren de persona a persona y no todos nos sentimos a gusto conduciendo los mismos vehículos.
  • A la hora de buscar candidatos, no pierdas de vista los coches de kilómetro 0, ni tampoco los de segunda mano pues pueden ser ventajosas opciones.
  • Los concesionarios pueden ofrecer el mismo coche con pequeñas diferencias de precio que pueden resultar muy tentadoras. Por lo tanto, no te conformes con el primero y peregrina por todos cuantos te sean posibles.
  • Cuando acudas a un concesionario, no te muestres excesivamente entusiasmado con el vehículo en cuestión. Sé tibio para que el vendedor se anime a ofrecerte mejoras en las condiciones de compra.

Aprovéchate de las posibilidades de la tecnología

Hace unos años resultaba impensable, pero ahora lo que es absolutamente impensable es que alguien se lance a adquirir un coche sin antes haber recabado información al respecto en los diversos comparadores. Así, una de estas útiles webs es Carnovo. Este último portal es una exitosa herramienta que permite comparar coches nuevos de concesionarios oficiales de España. Sin duda, simplifica mucho la tarea de buscar y localizar las mejores ofertas disponibles y que podamos, por lo tanto, ahorrar para comprar un coche. Su funcionamiento es muy sencillo. Únicamente hay que introducir los datos para que el sistema empiece a comparar entre las mejores ofertas de más de 1.500 concesionarios. ¡Y todo ello en muy pocos minutos!

En definitiva, saber cómo ahorrar para comprar un coche es bastante sencillo pues solo requiere planificación y que no actuemos de forma precipitada.