Para muchas parejas, el dinero es el tema más incómodo entre ellas. Puede convertirse en el mayor obstáculo financiero.

Es muy común que cuando se toca este tema, aunque sea con las mejores intenciones, uno de los dos acabe muy molesto.

Así que para muchos es un tema tabú. Del que no se habla nunca.

Lo curioso es que si algún día se rompe este tabú y se lograr profundizar en la conversación es normal darse cuenta de que se piensa igual en muchos temas y que se están cometiendo errores financieros parecidos, cada uno por su cuenta.

Aquí tenéis 10 consejos para comenzar una discusión sobre las finanzas en pareja, sin convertirla en una batalla emocional.

Cómo Hablar de Dinero con tu Pareja

  • Empieza hablando de objetivos. Pídele a tu pareja que te diga cuando quiere jubilarse y lo que quiere hacer después de retirarse. Pregúnteles cuáles son sus sueños, donde le gustaría estar dentro de 5 o 10 años. La clave es pensar positivamente sobre el dinero.
  • Admite tus propios errores. Si habéis tenido errores financieros, es muy probable que no estés libre de culpa. Comienza por admitir tus propios errores. Antes de la conversación, evalúa tus propios gastos y decide dónde estás gastando de más.
  • Sé comprensivo con los errores de tu pareja. No importa cuán grande sea el error financiero de tu pareja. Escucha a tu pareja atentamente, no le critiques ni le eches en cara nada. Buscar una solución conjunta.
  • Orienta la conversación a resultados. Estás teniendo está conversación para lograr algún tipo de objetivo. Tal vez te estás dando cuenta de que gastáis mucho en tarjetas de crédito o estáis comenzando a pensar en tener hijos. Es importante que su pareja sepa el objetivo concreto de la conversación. No la enmarques en “lo que se necesita para cambiar tu erróneo comportamiento”. Sé lo más específico posible sobre lo que quieres lograr: “Me gustaría rebajar los gastos en tarjetas de crédito” o “Estamos a punto de terminar de pagar la hipoteca y me gustaría hacer alguna reforma”.
  • Mira los números pero no juzgues. Estudiar los números de cada uno, viendo de manera objetiva en que puntos tiene que mejorar cada uno. Sin echar en cara errores ni derroches financieros.
  • Sé justo. Si tu pareja admite un gasto excesivo, no seas crítico. Vivimos en una sociedad consumista que está diseñada para impulsar las compras innecesarios, crearnos falsas necesidades. Es un patrón realmente difícil de romper. En lugar de atacar a tu pareja, pregúntale que piensa de ese tipo de gastos, si son razonables y qué es más importante para ellos que comprar esas cosas. No te enfades si la respuesta no te gusta.
  • Crea objetivos en los que ambos estén de acuerdo. Cada uno debe hacer una lista de los objetivos que le gustaría alcanzar, tanto en el corto plazo como en el largo plazo. Encontrar aquellos que coincidan entre sí y poneros a trabajar en ellos. Por ejemplo, puede que tres objetivos comunes para muchas parejas sean:
    • Salir de deudas lo antes posible.
    • Comprar una casa
    • Ahorrar para la jubilación
  • Crea planes para alcanzar esas metas. Para cada uno de los objetivos comunes, crear un plan para lograrlo. Cada uno debe estar dispuesto a realizar sacrificios para conseguir el objetivo común. Y si eres tú el primero que ha promovido esta conversación, debes ser el primero en ofrecer algo.
  • Mantener conversaciones con regularidad sobre las finanzas familiares. De esta forma, podéis ir viendo periódicamente, si vais por el buen camino o por el contrario hay que hacer algunos ajustes.
  • Haz algo romántico después. Tras acabar vuestra primera conversación, ir a cenar o al cine. O cualquier cosa que os permita desconectar en pareja.

¿Y a ti, se te ocurren más consejos para hablar de dinero con tu pareja?