Un banco es una entidad financiera cuyo cometido principal es recibir depósitos, en forma de ingresos, para posteriormente prestarlo, en forma de créditos. También realiza servicios relacionados con temas financieros. La finalidad principal del banco es la obtención de un beneficio por los servicios prestados, ya que no debemos olvidar que se tratan de empresas privadas. El conjunto de bancos, recibe el nombre de “banca” o sistema financiero.

Los bancos, tal y como los conocemos hoy en día, tienen su origen en la Edad Media, cuando el movimiento de actividades financieras presenta un auge dentro de la economía. Los bancos entregaban a la persona que realizaba un ingreso en forma de oro, un papel. Este papel más tarde se convertiría en lo que hoy reconocemos como dinero, conjunto de billetes y monedas. Los bancos notaron que las reservas que poseían de oro, solían mantener un nivel estable, y por tanto empezaron a comercializar ese excedente en forma de depósitos. Esto dio origen al sistema financiero moderno.

Como la fuente principal de ingresos de un banco reside en el préstamo de dinero a cambio de una devolución con un interés, el riesgo de que no se devuelvan esos préstamos podría dar lugar a un impago por parte del banco en sus obligaciones. Es por ello, que los bancos centrales se encargar de realizar ciertas normas, obligando a los bancos a poseer siempre una cantidad del dinero que prestan en reserva para poder hacer frente a posibles impagos.