Es posible que estés interesado en realizar transacciones en la Bolsa y hayas escuchado hablar de la la figura del comisionista de Bolsa, también llamados “brokers” o “traders” en el mundo anglosajón. Seguramente también habrás escuchado hablar de los corredores de Bolsa. Sí, muchos nombres para hablar de una figura básica en el mundo de las acciones bursátiles.

Es probable que tan solo intuyas cuál puede ser su función y que necesites ciertas aclaraciones como, por ejemplo, el tipo de función que desempeñan y por qué debemos confiarnos a ellos si nos interesa realizar alguna operación propia del mundo bursátil.

Vamos a verlo con detenimiento.

¿Qué es un comisionista de Bolsa

Los comisionistas de bolsa ejercen de intermediarios. En concreto, al delegar en ellos nos permiten actuar en el mercado de valores y buscar la oferta más adecuada para nosotros. Así, estos profesionales están autorizados para realizar compras en estos mercados de forma directa, mientras que para nosotros está vetado el acceso y, por esta razón, debemos confiarnos a ellos. 

En cualquier caso, no debemos confundirlo con la figura de asesor financiero que se limita a prestarnos ayuda, información y consejos, pero no puede intervenir en estos mercados. 

¿Qué estudios y títulos acreditan al comisionista de Bolsa? 

Los comisionistas de Bolsa suelen ser titulados en económicas, matemáticas, física o estadística, entre otros. Es evidente que estos estudios nos garantizan un profundo conocimiento financiero y unos buenos conocimientos matemáticos.

Además es preciso obtener la Licencia de Operador SIBE que otorga la Bolsa de Madrid que imparte el equipo docente de Instituto BME (grupo Bolsas y Mercados Españoles). Tras superar el correspondiente examen, el alumno goza de los conocimientos suficientes para operar en el SIBE (Sistema de Interconexión Bursátil Español). 

¿Cómo se compra una acción?

En el caso de que queramos adquirir una acción, será preciso que se den los siguientes requisitos:

  • Que la operación esté mediada por un corredor de bolsa.
  • Completar un formulario, conocido como "Ficha de Cliente", en el que constan datos personales y la relación con el corredor.
  • Los títulos dejados en custodia en el corredor quedan registrados en el emisor a nombre del corredor.
  • Adjuntar fotocopia del DNI.