La economía se encuadra dentro de las ciencias sociales. Como tal, se encarga del estudio de la extracción, la producción, la distribución y el consumo de bienes y servicios. El término proviene del latín oeconomia y éste, del griego οκονομία, y toman el significado de “casa” y “ley”. De esta forma, nos podemos encontrar con una amplia variedad de definiciones utilizadas para el término economía, que en muchas ocasiones no están relacionadas con elementos monetarios.

Dentro de la economía, existen importantes definiciones que marcan algunas diferencias. Existe la economía teórica, que es aquella que se produce mediante la creación de modelos, y existe la economía empírica, que es la encargada de poner a prueba esos modelos. Por otro lado, vemos la microeconomía o la macroeconomía. Mientras la primera se encarga del estudio del mercado interno, la segunda es utilizada cuando nos referimos a términos globales. También existen los conceptos de economía ortodoxa, que es la que se enseña en los centros académicos pertinentes, y la economía heterodoxa, que se realiza a través de estudios más heterogéneos.