El Impuesto sobre Bienes Inmuebles, también conocido como IBI, es un impuesto obligatorio que se paga de forma periódica y que le da un valor a los bienes inmuebles. Este impuesto es controlado por los Ayuntamientos o Haciendas Locales.


QUÉ SON BIENES INMUEBLES

Aquellos elementos que se incorporan en bienes naturales, como el suelo. Estos pueden ser una vivienda, un local, terrenos... Independientemente del tamaño del mismo, por lo que se refiere a cualquier tipo de infraestructura.


INMUEBLES EXENTOS

Hay una serie de inmuebles exentos del pago del IBI:

  • Aquellos que son propiedad del Estado o de las Comunidades, instituciones directamente relacionadas y destinadas a la ciudadanía, educación o  establecimientos penitenciarios.
  • Los bienes pertenecientes a la Cruz Roja
  • Infraestructuras usadas por Gobiernos de otros países para casos diplomáticos.
  • Aquellos que pertenecen a la Iglesia Católica o congregaciones y asociaciones religiosas no católicas pero reconocidas legalmente.
  • Bienes comunales y montes vecinales en mano común.
  • Carreteras, caminos y resto de vías siempre que se usen de forma gratuita y pública.


QUIÉN PAGA EL IBI Y CUÁNDO DEBE HACERLO

El IBI es conocido por todo aquel que tiene una propiedad, ya que es un impuesto que paga cualquier persona que sea propietaria de un bien inmueble con el objetivo de gravar la titularidad del mismo. 

Cuanto mayor sea el inmueble, es decir, cuanto más metros cuadrados tenga, más tendrá que pagar el dueño del mismo, haciendo que el coste de grandes almacenes o naves industriales sea especialmente alto.

La fecha del devengo para que estas personas paguen el IBI es el 1 de enero de cada ejercicio al ayuntamiento, por lo que se hace anualmente.

Además, si el titular del bien no realiza el pago de tributo, se le añadirá un 20% a la totalidad del impuesto como recargo.


En el caso de que haya más de un titular del inmueble, la cuota se divide siempre que se haya solicitado previamente aportando la documentación necesaria (solicitud, datos de los titulares, detalles de la división de la propiedad, datos fiscales, firma…)


CÓMO CALCULAR LA CUOTA DEL IBI

Para saber cuánto tiene que pagar el titular por su propiedad, se determina esta cantidad en base a dos valores, que establece de manera general el Estado:

  • El tipo de gravamen, dependiendo del tipo de inmueble y sus características. Este valor lo decide el Ayuntamiento.
  • El valor catastral del suelo donde se ubica el inmueble. Un valor que establece el Catastro Inmobiliario teniendo en cuenta diferentes variables como las reformas que se hayan realizado, su conservación, la localización o la antigüedad del bien. Se calcula multiplicando la Base Imponible por el tipo de gravamen previamente mencionado.

El valor catastral que se le dé al inmueble puede ser consultado siempre por el titular del mismo en la Oficina Virtual del Catastro o en el recibo del IBI. Si es necesario, puede ser desaprobado con la intención de cambiarlo.


IBI EN VIVIENDAS DE ALQUILER

El pago de este impuesto puede ser realizado por el inquilino de nuestra propiedad si esta está en alquiler y tanto el arrendador como el arrendatario están de acuerdo en hacerlo así. Para ello, simplemente debe reflejarse en el contrato de alquiler.