Como tal, podemos definir mercado bursátil a aquel conjunto de empresas, individuos o instituciones que realizan transacciones de productos financieros en las diferentes Bolsas de mundo. Estamos ante intercambios de valores que se encuentran en un mercado centralizado y regulado en el que se permite tanto la compra como la venta de activos.

¿Qué elementos componen un mercado bursátil?

  • La bolsa de valores: el mercado de capitales donde se realizan todas las operaciones.
  • Los corredores de bolsa o brókers que pueden ser tanto una persona física como jurídica autorizada a realizar esa compra o/y venta de valores.
  • Emisores: son aquellas empresas ofrecen los títulos representativos de su capital social o valores en forma de crédito, es decir, acciones y obligaciones.
  • Inversores: son las personas físicas o jurídicas que aportan todos sus recursos financieros para obtener un beneficio a largo plazo.
  • Instituciones reguladoras: como su propio nombre indica son aquellas entidades que vigilan el correcto funcionamiento del mercado bursátil como puede ser la Comisión Nacional de Mercado de Valores y el Banco de España.

Aunque antiguamente el mercado bursátil siempre se consideraba un lugar físico, con el avance de las nuevas tecnologías ya nos podemos encontrar con mercados bursátiles en el que se realizan este tipo de intercambios sin necesidad de estar en el mismo lugar físicamente. Por lo tanto, el concepto que entendemos hoy en día por mercado bursátil es ese espacio o contexto en el cual se produce ese intercambio de valores, productos o títulos por parte de unos inversores que demandan.

Si analizamos etimológicamente la palabra bursátil nos encontramos con que “bursa” significa bolsa, es decir que estamos ante un mercado muy específico en el que se intercambian acciones, bonos o títulos de deuda pública principalmente.

Este tipo de mercados permite realizar intercambios entre personas, empresas u organizaciones de todo el mundo que permite a muchas empresas financiar sus proyectos y actividades así como a los inversores el hecho de poder obtener una rentabilidad. 

Las bolsas más importantes del mundo son las de grandes capitales como Nueva York,, Londres o Tokio que están comunicadas entre sí y permiten realizar miles de operaciones a nivel internacional.

Su evolución viene marcada por los movimientos derivados de la oferta y la demanda y también por factores externos.

En ProAhorro tenemos la misión de poder poner a tu alcance siempre los mejores productos financieros como los créditos rápidos además de poder brindarte cada semana todas las noticias y novedades que surgen en el sector. Con nuestro diccionario financiero podrás obtener las claves necesarias para entender el funcionamiento económico de los mercados y todos los conceptos financieros que pueden resultar algo abstractos y suelen ser los responsables de que en muchas ocasiones no entendamos aspectos sobre cómo funciona tanto la economía global como nuestra propia economía doméstica.