1. 7 cosas que debes saber sobre ASNEF

2. Qué son los préstamos con ASNEF

3. Tipos de préstamos con ASNEF

4. Requisitos para solicitar un préstamo con ASNEF

5. Documentos necesarios para solicitar un préstamo con ASNEF

6. ¿Cuánto tardan en concederte un préstamo con ASNEF?

7. Gastos de los préstamos con ASNEF

8. ¿Cómo puedes pagar un préstamo con ASNEF?

9. ¿Es buena idea solicitar un préstamo con ASNEF?

10. Consecuencias si no devuelves un préstamo con ASNEF

11. Consejos para contratar un préstamo con ASNEF

7 cosas que debes saber sobre ASNEF

Antes de comentar todo lo necesario sobre los préstamos con ASNEF, vamos a ver qué es eso de ASNEF y otra serie de cuestiones básicas muy importantes sin las cuáles no podrías entender lo suficiente las características y el funcionamiento de los préstamos con ASNEF.

1. ¿Qué es ASNEF?

ASNEF es una base de datos creada por Equifax que reúne el nombre de las personas que tienen deudas por impago con alguna de las entidades y empresas que forman parte de Equifax.

Las entidades y empresas que forman Equifax son principalmente bancos, compañías de telecomunicaciones, empresas de servicios energéticos como agua, electricidad o gas, aseguradoras y editoriales.

De esta manera ASNEF cumple una función de informar a sus socios sobre si una determinada persona tiene una deuda o no para decidir si le conceden alguno de sus servicios, por ejemplo un crédito, o sus servicios, una línea de teléfono.

2. ¿Cómo puedes saber si estás en ASNEF?

La empresa que te vaya a registrar en ASNEF está obligada a comunicártelo a través de un correo certificado con una antelación de al menos 30 días.

Si no cumple esta condición estás en tu derecho de exigir que te eliminen del registro.

3. ¿Quién puede consultar ASNEF?

Para poder consultar ASNEF es obligatorio ser socio de Equifax, la empresa que elabora el registro y además pagar una cuota mensual.

4. ¿Cómo puedes salir de ASNEF?

La única forma definitiva de salir de ASNEF es pagando la deuda por la que te han incluido en la lista. Es posible que si el registro no se ha hecho debidamente, por ejemplo si la empresa no te lo ha comunicado, temporalmente te eliminarían pero te volverían a registrar si la deuda no se ha pagado.

No te fíes de las empresas que se anuncian, sobre todo a través de internet, y que dicen que te pueden sacar de ASNEF porque no es cierto, o al menos, no te sacarán de ASNEF definitivamente.

5. ¿Cuánto tardan en eliminar tu nombre de ASNEF?

Cuando realices el pago de la deuda, Equifax contactará con la empresa para confirmar que la deuda se ha cubierto, si es así te borrarán de ASNEF. Todo el proceso dura unos 10 días.

6. ¿Por qué sigues en ASNEF si ya has pagado tu deuda?

La ley permite mantener tus datos en ASNEF, aunque la deuda ya esté pagada, durante un tiempo máximo de 6 años. 

Generalmente, esto no ocurre. Para asegurarte ponte en contacto con ASNEF directamente.

7. ¿Qué consecuencias tiene estar en ASNEF?

La principal consecuencia es que no podrás acceder a financiación extra, como préstamos, créditos ni tarjetas de crédito. Y tampoco podrás contratar suministros energéticos (electricidad, agua, gas), una línea de teléfono, etc.

Aun  así existen empresas que conceden préstamos con ASNEF, pero con condiciones y requisitos bastante elevados.

Qué son los préstamos con ASNEF

Los préstamos con ASNEF son créditos tradicionales pero que puedes contratar aunque te encuentres incluido en cualquiera de los registros de morosos que hay en funcionamiento, principalmente RAI,  ASNEF o EXPERIAN, que son los más conocidos y habituales.

Estos préstamos solo los puedes solicitar y contratar a través de entidades de financiación privadas. Un préstamo con ASNEF jamás te lo concederá un banco ni ninguna otra entidad de crédito. 

Al igual que ocurre con los préstamos tradicionales, también puedes solicitar diferentes tipos de préstamos con ASNEF dependiendo de la cantidad de dinero que pidas:

- Minicréditos para importes de hasta 600€.

- Créditos rápidos, hasta 6.000€.

- Hipotecas, para cantidades superiores a los 100.000€.

Los más habituales son los dos primeros tipos que estudiaremos más en profundidad más adelante.

De todas formas, tienes que tener en cuenta que una entidad privada tenga la posibilidad de conceder préstamos con ASNEF no significa que automáticamente te lo vayan a conceder, sino que debes pasar el estudio del control de riesgo de la entidad.

Tipos de préstamos con ASNEF

Existen dos tipos de préstamos con ASNEF más habituales que son concedidos por entidades privadas una vez superado el estudio de riesgo.

Estos tipos de préstamos con ASNEF son los minicréditos con ASNEF y los créditos rápidos con ASNEF.

Minicréditos con ASNEF

Siempre tienes que tener presente que es muy difícil que una entidad privada te conceda un minicrédito estando incluido en ASNEF.

Si te lo concediera nunca sería por un importe superior a 600€ y en un plazo de tiempo máximo de un mes.

En estos casos, prácticamente no hacen falta ni papeleos ni esperas. Todo el proceso desde la solicitud hasta la llegada del dinero a tu cuenta se realiza en unas pocas horas.

Créditos rápidos con ASNEF

Al igual que ocurre con los minicréditos con ASNEF no es fácil que te concedan un crédito rápido si tu nombre aparece en un registro de morosos.

En caso de que tu solicitud sea aprobada los límites son más rigurosos que para un crédito rápido tradicional. El importe no suele superar los 6.000€ y el tiempo para realizar la devolución del préstamos es de un año.

Préstamos con garantía hipoteca con ASNEF

Si los dos casos anteriores son bastante poco comunes menos aún es que te concedan una hipoteca estando registrado en ASNEF o cualquier otra lista de registros de morosos.

Aquí dependerá bastante si tienes ya un activo en propiedad como una vivienda, un garaje o un vehículo que puedas usar como garantía del pago del préstamo.

En estas situaciones puedes conseguir préstamos con garantía hipotecaria de hasta 200.000€ a devolver en 5 años. 

Recuerda que este tipo de préstamos de garantía hipotecaria son realmente peligrosos si no puedes al final pagar el préstamo ya que perderás la propiedad del bien (la vivienda, el garaje o el vehículo) que hayas utilizado como garantía de pago.

Tipos de préstamos con ASNEF

Requisitos para solicitar un préstamo con ASNEF

No es nada fácil que te concedan un préstamo con ASNEF. Y no existen muchas empresas que ofrezcan este servicio. Es bastante lógico pensar que si estás en ASNEF debido a una deuda no eres precisamente un buen pagador por lo que los requisitos para que te concedan un préstamo de este tipo son bastante elevados.

Si, aun así quieres solicitarlo, es importante que conozcas de antemano los requisitos y las condiciones más comunes que vas a tener que cumplir:

- Ser mayor de edad: Generalmente es suficiente con que seas mayor de edad, es decir, tengas 18 años. Sin embargo hay entidades que ponen como condición una edad mayor, por ejemplo, 21 años o 25 años.

- Residir en España: Este es una condición imprescindible. No te concederán un préstamo con ASNEF si no te encuentras residiendo en España. En otros tipos de crédito valdría con residir en algún país perteneciente a la Unión Europea (UE) pero en caso de solicitar un préstamo con ASNEF no te valdría.

- Ser titular de una cuenta bancaria: Necesitas tener una cuenta bancaria a tu nombre, de la que seas titular. Será en esa cuenta donde te ingresarán el dinero que necesites y desde donde irás realizando los pagos correspondientes.

- Tener ingresos: Y que además estos ingresos sean suficientemente altos para poder cumplir tus compromisos de pago. A mayor cantidad de dinero solicites, más cantidad de ingresos deberás justificar para que te concedan el préstamo.

- Poseer un teléfono móvil y una dirección de correo electrónico: Son las dos herramientas de comunicación principales que usará la entidad para ponerse en contacto contigo y para activar la contratación del préstamo con ASNEF.

Por último existen dos últimos requisitos que son realmente los más importantes y por otra parte más difíciles de cumplir:

- Deudas no relacionadas con bancos: Si tu deuda está relacionada con un dinero solicitado a un banco es muy complicado que te concedan un préstamo con ASNEF. Si será más sencillo si la deuda proviene de otro tipo de relación, como por ejemplo, compañías eléctricas, compañías de telefonía o compañías de suministros energéticos.

- Deudas no superiores a 1.000€: Las deudas que tengas impagadas, y por las que estás registrado en ASNEF, no pueden ser superiores a los 1.000€ si quieres que te concedan un préstamo con ASNEF.

En caso de no cumplir ninguna o alguna de estas condiciones no te van conceder el préstamo con ASNEF bajo ninguna circunstancia. 

Si necesitas financiación solo te quedará la posibilidad de solicitar préstamo con garantía hipotecaria aunque tendrás que asumir todos los riesgos que tiene este tipo de préstamos ya que puedes incluso perder tu vivienda si realizas algún impago.

Documentos necesarios para solicitar un préstamo con ASNEF

Los documentos que necesites para poder contratar un préstamo con ASNEF dependerán de lo que necesite la empresa o la entidad a la que se lo has solicitado.

De todas formas, se puede obtener un listado bastante aproximado de los documentos más solicitados, que es el siguiente:

- Formulario online rellenado: En este formulario online te suelen pedir tus datos personales, dirección, un número de teléfono móvil, una dirección de correo electrónico, el importe que vas a solicitar, el plazo de tiempo en que quieres devolverlo y un justificante de ingresos.

- Documento Nacional de Identidad (DNI o NIE): para comprobar tus datos y que seas residente en España, una de las condiciones básicas para que te concedan un préstamo con ASNEF.

- Cantidad de deuda por la que estás en ASNEF: Necesitarás un documento que indique claramente la cantidad de dinero que adeudas y cuál es su concepto, si es deuda por un crédito de un coche, deuda proveniente de compras con tu tarjeta de crédito o deudas de un crédito rápido.

- Justificante de ingresos: También necesitarás un documento que justifique tienes ingresos en estos momentos para hacer frente al pago del préstamo con ASNEF. Estos ingresos pueden ser de tu trabajo habitual, de prestaciones por desempleo o pensión.

-Extracto bancario con tu número de cuenta: Debes enviar a la entidad un extracto bancario donde esté indicado claramente un número de cuenta que es el que vas a usar para recibir el dinero y realizar los pagos.

Es importante que, principalmente para acortar los plazos de tiempo desde que solicitas el préstamo con ASNEF hasta que te lo conceden, tengas ya preparados todos los documentos y la información que te van a solicitar.

¿Cuánto tardan en concederte un préstamo con ASNEF?

Un préstamo con ASNEF tarda en ser concedido dependiendo del tipo de préstamo que hayas solicitado, siendo en general algo superior a lo normal debido al estudio de riesgo más en profundidad que se realiza.

- Minicréditos con ASNEF: Un minicrédito tradicional tarda 24 horas o menos en ser concedido. En este caso un minicrédito con ASNEF puede tardar entre 48 horas y 72 horas, es decir, dos o tres días.

- Crédito rápido ASNEF: Los créditos rápidos son concedidos en unos 2 días y los créditos rápidos con ASNEF pueden tardar en aprobarse entre 4 días y 5 días.

- Préstamos con garantía hipotecaria con ASNEF: Este tipo de préstamos requiere bastante más tiempo de estudio por lo que el tiempo medio de aprobación alcanza hasta un mes.

Cuánto tardan en concederte un préstamo con ASNEF

Gastos de los préstamos con ASNEF

En todas las situaciones un préstamo con ASNEF será más caro que contrapartida tradicional. Los gastos finales de un préstamo con ASNEF dependerán de estos 3 factores:

- Tipo de préstamo con ASNEF solicitado.

- Importe solicitado.

- Plazo de tiempo para devolver el préstamo.

En general, por ejemplo un minicrédito con ASNEF tiene un tipo de interés del 1% al día, por lo que a mayor importe y plazo más caro te resultará.

Para un crédito rápido el tipo de interés alcanzará casi con total seguridad el nivel de una tarjeta de crédito, es decir, sobre un 20% TAE.

Si hablamos de un préstamo con garantía hipotecaria el tipo de interés mínimo puede alcanzar hasta el 10% TAE a lo que hay que sumar los gastos y comisiones habituales de este tipo de producto de financiación.

Tienes que tener muy en cuenta el plazo de tiempo en el que tengas que devolver el préstamo ya que a mayor plazo de tiempo, también mayor cantidad de intereses pagarás. Por lo que te puede interesar reducir el plazo de tiempo a cambio de pagar una cuota mensual más elevada, si te lo puedes permitir.

¿Cómo puedes pagar un préstamo con ASNEF?

Los préstamos con ASNEF tienen las mismas condiciones de pago que los créditos tradicionales. Es decir, si por ejemplo solicitas un minicrédito deberás devolverlo también en un tiempo máximo de 30 días.

El pago de cada cuota de un préstamo con ASNEF la puedes hacer de 3 formas diferentes:

- Con tu tarjeta de crédito o tarjeta de débito.

- Mediante transferencia bancaria desde una de tus cuentas hacia una cuenta de la empresa que te concedió el préstamo.

- Ingresando directamente el dinero en metálico en alguna de las oficinas de la entidad.

- A través de una domiciliación bancaria, es otra opción también muy usada pagar un préstamo con ASNEF, sobre todo cuando son préstamos de varios años, es hacerlo mediante domiciliación bancaria.

Como ocurre con los créditos tradicionales, si quieres puedes devolver un préstamo con ASNEF antes de que finalice el plazo de tiempo

Lo habitual es que éste pago por adelantado lleve asociado unas comisiones por amortización parcial y por cancelación anticipada, si cancelas el préstamo en su totalidad antes de tiempo. En este caso debes estudiar si lo que te ahorras en el pago de intereses te compensa el gasto extra en estas comisiones.

¿Es buena idea solicitar un préstamo con ASNEF?

Los préstamos con ASNEF no son algo recomendable. Son únicamente una buena idea si estás necesitado de financiación rápida para hacer frente a un gasto muy importante que tengas que cubrir si o si.

Las condiciones de un préstamo con ASNEF son bastante duras. Tipos de interés elevados, comisiones altas, requisitos muy altos. Por lo que son recomendables como última opción, no como una salida habitual para conseguir financiación puntual.

Si los utilizas con poco cuidado entrarás en una espiral de deudas de la que te será muy complicado salir. A veces es mejor pararte un poco, analizar tus gastos y buscar una manera de reducirlos todo lo que puedas, poner en orden tus finanzas antes que seguir avanzando, solicitar otro préstamo y endeudarte más y más.

Y te dejo ya con un último consejo. Si no estás seguro al 100% de que podrás devolver un préstamo con ASNEF no lo solicites, porque las consecuencias de un impago en este tipo de préstamos son muy graves, como podrás comprobar en la siguiente sección.

Consecuencias si no devuelves un préstamo con ASNEF

Si no puedes devolver o hacer frente a un préstamo con ASNEF, la empresa o la entidad que te lo ha concedido comenzarán a aplicarte una serie de penalizaciones. Estas penalizaciones son:

- Comisiones por reclamación de posiciones deudoras: Cada vez que la entidad te comunique que has impagado alguna cuota, tendrá un coste que suele oscilar entre los 25€ y los 35€.

- Comisiones por impago: Además de la comisión anterior, también se te aplicará unos intereses de demora por cada día en que este la deuda activa. Desde mayo de2015 estos intereses de demora no pueden superar en ningún caso los dos puntos porcentuales sobre el tipo de interés del préstamo con ASNEF contratado.

- Registro en una lista de morosos: Si has solicitado el dinero para pagar una deuda y salir de un registro de morosos, al volver a impagar otra deuda, la empresa te volverá a inscribir en ASNEF u otra lista de morosos, como RAI o Equifax.

- Reclamación judicial: Si la deuda se va acumulando mes a mes, junto con los intereses de demora y el coste de las reclamaciones de posiciones deudoras, es bastante posible que la entidad decida seguir una vía judicial para obligarte a pagar la deuda.

Si pierdes el juicio, deberás pagar todo la deuda y además los gastos del juicio, para ello es posible incluso que te embarguen tus bienes.

Si además es un préstamo con ASNEF y de garantía hipotecara estarás en grave peligro de perder tu vivienda.

Consecuencias si no devuelves un préstamo con ASNEF

Consejos para contratar un préstamo con ASNEF

Acabamos con este artículo sobre préstamos con ASNEF con unos consejos para que puedas contratar un préstamo con ASNEF de la mejor forma posible. Son solo 3 consejos pero muy importantes así que no te los pierdas que ya acabamos:

- Sal de ASNEF lo antes posible: La única finalidad recomendable para solicitar un préstamo con ASNEF es para utilizar el dinero para pagar la deuda por la que estás en ASNEF. Así volverán a abrirse las puertas de la financiación tradicional con todas sus ventajas, mejores condiciones y requisitos más suaves.

- No contrates un préstamo con ASNEF con tu casa como garantía: Es decir, no pongas tu casa como aval, salvo que necesites una cantidad de dinero muy alta. Si impagas un préstamo con ASNEF de garantía hipotecaria es bastante probable que pierdas tu casa. Cuidado.

- Ten preparada la documentación: Para agilizar el proceso de contratación ten preparada la documentación que te hemos indicado. De esta forma, tendrás el dinero lo antes posible en tu cuenta bancaria.

Y así acabamos con los préstamos con ASNEF. Esperamos haber resuelto todas tus dudas y que conozcas qué es un préstamo con ASNEF, cómo funcionan, qué características tienen y cuál es su función principal.